Cómo reconocer el reflujo gastroesofágico

Cómo reconocer el reflujo gastroesofágico

Cómo reconocer el reflujo gastroesofágico

© Depositphotos.com/decade3d

Te explicamos qué es el reflujo gastroesofágico y respondemos las preguntas más frecuentes sobre esta enfermedad.

¿Qué es la enfermedad por reflujo gastroesofágico?

Esta enfermedad también es conocida como acidez crónica. Ocurre cuando los jugos gástricos se devuelven del estómago al esófago.

¿Por qué pasa esto? Porque el esófago (un tubo que tiene la función de transportar la comida desde la boca al estómago), tiene un músculo que no cierra adecuadamente, provocando que el contenido regrese.

"El reflujo gastroesofágico también es conocido como acidez crónica. Ocurre cuando los jugos gástricos se devuelven del estómago al esófago."

¿Cuáles son las causas el reflujo gastroesofágico?

Las principales causas son la hernia hiatal y la disminución de la presión del esfínter esofágico inferior. Éste es una válvula que evita el reflujo.

¿Cómo saber si tengo reflujo gastroesofágico?

El síntoma principal del reflujo gastroesofágico es la sensación de ardor en el centro del pecho, que normalmente se le llama acidez. Ten por seguro que si te ocurre lo vas a notar.

También es posible que sientas en tu boca el sabor del líquido del estómago. Otros síntomas pueden ser dolor en la parte alta del abdomen, dificultad para digerir alimentos, ronquera persistente, tos crónica, sinusitis crónica y sensación de tener algo atorado en la garganta.

Ahora, si presentas pérdida de peso, vómito con sangre y deposición de color negra o café, ve directamente a emergencias porque son síntomas alarmantes.

¿Quién puede sufrir de reflujo gastroesofágico?

Todos podemos sufrir esta enfermedad, los niños y los bebés no están exentos.

Te puede interesar: Cómo reconocer la aparición de varices

¿Cómo mejorar la calidad de vida si tengo reflujo?

  • Toma inhibidores del ácido gástrico.
  • Pierde el exceso de peso que tengas; para esto recurre a un nutricionista.
  • Usa ropa poco ajustada para evitar que aumente la presión en el estómago.
  • Evita irte a la cama o realizar actividades agitadas hasta dos horas después de ingerir alimentos.
  • No fumes. La saliva neutraliza el reflujo esofágico, pero el cigarrillo la seca y produce tos.
  • Come en porciones pequeñas varias veces al día.
  • Evita comer los siguientes alimentos: frutas cítricas, chocolate, café, bebidas alcohólicas, grasas y frituras, ajo, cebollas, mentas y comidas condimentadas.

"Todos podemos sufrir esta enfermedad, los niños y los bebés no están exentos."