Receta de Leche Condensada

Cómo hacer leche condensada casera. Ingredientes para hacer leche condensada. Cómo preparar leche condensada casera.

Aprende a hacer leche condensada a partir de cualquier leche que tengas en casa, ¡y ya nunca más comprarás la comercial!

© Depositphotos.com/belchonock

Sigue este paso a paso para preparar leche condensada, ¡tan sabrosa como la comercial, pero mucho más saludable!

Cómo Preparar Leche Condensada

Si buscas una manera simple de evitar los conservantes de los productos comerciales, entonces esta receta de leche condensada seguro irá directo a tu lista de técnicas favoritas. Es muy fácil y la puedes hacer con el tipo de leche que prefieras, pero sin agregados químicos o artificiales. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Elección de los ingredientes

Lo más importante aquí es aprender a elegir los ingredientes correctos, los más naturales y seguros para tu salud. Primero, debes escoger la leche. Si tienes una granja que use técnicas de crianza humanizada y que produzca leche orgánica, tendrás una decisión muy fácil por tomar. Si sólo consigues la de las tiendas, entonces presta atención a su tipo (de vaca u otra de origen animal); busca la que sea más limpia. Esto significa que la orgánica será tu mejor elección, y si consigues leche cruda (la que no ha sido pasteurizada), también estarás en el camino correcto.

Otra opción es usar leches como la de almendras o la de coco, aunque debes ajustar los demás ingredientes según su sabor y comportamiento al calor (aquí la experimentación será la clave). Y si pese a todo no consigues más que los productos comerciales comunes, elige las que no sean “larga vida”, que están repletas de conservantes y químicos artificiales. Así harás leche condensada casera más sabrosa y también más segura.

"Lo más importante es aprender a elegir los ingredientes correctos. Busca los más naturales y seguros para tu salud."

Te puede interesar: Cómo hacer leche frita

Luego, necesitarás mantequilla (manteca). Una vez más: busca las orgánicas elaboradas a partir de leche de vacas de pastura libre, tendrás más nutrición y mejor calidad. Si sólo consigues las regulares, lee los ingredientes y elige la que tenga menor cantidad de productos listados: cuantos menos químicos le des a tu cuerpo, con más salud y bienestar te responderá.

Finalmente, necesitarás azúcar. Hay muchas opciones que tienen altos estándares de salud y seguridad. El azúcar de cristales de coco, por ejemplo, será una buena elección. Si sólo consigues azúcar refinada, elige la de mayor calidad posible, en azúcar blanco, rubio, de caña u otro tipo.

Cómo preparar leche condensada casera

Para hacer una buena cantidad de leche condensada en casa, prepara estos ingredientes y materiales:

  • 1 litro de leche
  • 1 cucharada de mantequilla (manteca)
  • 1 taza de azúcar
  • Una cuchara de madera
  • Una olla de fondo grueso – mejor si es de cerámica
Receta para hacer leche condensada. Preparar leche condensada en casa.

Cuando el producto esté aún caliente, derrite dentro chocolate blanco y almendras molidas, y tendrás un postre fácil, rápido y sabroso.

© Depositphotos.com/5PH

Pon la leche en la olla y lleva a fuego medio hasta que notes que toma algo de temperatura. Agrega el azúcar y revuelve, para disolver los cristales y, cuando ya no puedas sentirlos, pon el fuego a medio, hasta que la leche comience a hacer un hervor muy suave. Regula la temperatura y cuida de tu preparación: ya sabes lo que le sucede a la leche cuando se calienta demasiado.

Deja cocinando por unas dos horas, aproximadamente, hasta que notes que el líquido se ha reducido a la mitad de su volumen. No hace falta que revuelvas regularmente durante la cocción, pero sí conviene mover un poco el líquido cada 10 o 15 minutos, para asegurar una cocción pareja. También debes controlar de tanto en tanto para saber si necesitas aumentar o reducir la temperatura, de modo de mantener este hervor suave.

Cuando la leche se haya reducido a la mitad, agrega la cucharada de mantequilla, revuelve hasta que la notes derretida e integrada al líquido, y retira entonces la olla del fuego. Deja enfriar a temperatura de ambiente hasta que puedas tomar la olla con las manos. Ya podrás notar la textura espesa y brillante de esta deliciosa leche condensada casera.

Úsala de inmediato o transfiere a un contenedor de cierre hermético (mejor si es de vidrio) para guardar en el refrigerador hasta el momento de usar. Anota la fecha de validez de la leche que usaste para prepararla, para tener una referencia de cuánto tiempo podrás conservar este producto casero en la nevera.

"Anota la fecha de validez de la leche que usaste, para tener una referencia de cuánto tiempo podrás conservar este producto casero en la nevera."

Recuerda que puedes agregar sabores especiales según dónde vayas a usarla. Algunas opciones geniales son esencial pura de vainilla, cacao en polvo (dulce o amargo), café soluble, coco rallado, frutos secos picados, o lo que prefieras, según si quieres darle textura o si prefieres un producto uniforme.

Sigue esta receta para hacer leche condensada y te prometemos que ya nunca más vas a querer comprar la comercial.