¿Por qué es importante que el niño aprenda a dormir solo desde que nace?

Para dormir al bebé hay infinidad de formas, cada padre se las arregla como puede, y entre los intentos es muy común que se queden con él hasta que se duerma. ¿Es buena idea?

Cómo enseñar a los niños a dormir solos

¿Es bueno quedarse con el bebé hasta que se duerma?

Los expertos recomiendan que los niños aprendan a dormirse solos desde que nacen. Si bien es cierto que los recién nacidos y los bebés muy pequeños se quedan dormidos en el pecho o tomando el biberón luego de los 3 meses de vida, es importante que tengan su propio espacio para dormir, y que si es posible, incluso duerman en su propia habitación.

¿Por qué es importante que el niño aprenda a dormir solo desde que nace?
Los expertos recomiendan que los niños aprendan a dormirse solos desde que nacen

Los niños que están acostumbrados a dormir con asistencia de los padres necesitarán de su ayuda para volver a conciliar el sueño si se despiertan a mitad de la noche; en cambio, si los niños están acostumbrados a dormirse solos, ni siquiera llamarán a los padres.

Cómo lograr que el niño duerma solo

Dormirse solo implica que el niño logre conciliar el sueño sin ayuda. Para lograrlo, es necesario que tu estés presente la mitad del camino: lo acuestas, le enseñas a relajarse con alguna canción, mimos y/o un cuento, y luego lo dejas que descanse.

Si el niño se duerme antes de que termines de cantar o de contarle el cuento, es que estaba realmente cansado, pero en la mayoría de los casos lo que sucederá es que el niño no se dormirá sino que estará relajado y tranquilo. Cuando terminas de cantarle, lo dejas en su cama y le pides que descanse.

Si el niño es muy inquieto es probable que tengas que enseñarle a respirar para relajarse, sería de ayuda que la habitación esté en penumbras y que no existan ruidos muy fuertes en la casa. Si con esto no logras que se quede tranquilo para dormir, puedes verificar que no tenga hambre, que esté cómodo en su cama, y luego insistirle cuantas veces sea necesario para que se acueste y se duerma, pero no te quedes a su lado hasta que lo haga, pues te tomará de “rehén” cada vez que tenga que dormir.

Recuerda que puede parecer más fácil al principio quedarse con el niño en su cama o que él se quede en la tuya hasta que se duerma, pero esto no podrá sostenerse por mucho tiempo, incluso pensando en tu vida de pareja.

"Los niños acostumbrados a dormir con ayuda de los padres necesitarán de ellos si se despiertan a mitad de la noche."

'

"Si el niño es muy inquieto es probable que tengas que enseñarle a respirar para relajarse."