Cómo Conseguir Objetivos Laborales: 7 Claves que Debes Saber

Escrito por: Yamila Papa Pintor

Lograr tus objetivos profesionales es posible, pero requiere de esfuerzo y dedicación. Aquí te damos 7 consejos fundamentales para concretarlos. ⊳ ¡Tú puedes! ⊲

¿Cuáles son tus Objetivos Laborales?

Antes de conseguir objetivos profesionales es preciso que sepas cuáles son. De esta manera, será más sencillo conocer el camino a recorrer. Y además, nadie lo decidirá por ti. Las metas y objetivos que nos vamos planteando a lo largo de nuestra carrera pueden ir variando, pero lo que por nada del mundo se puede cambiar es nuestra actitud hacia ellos.

Hombre pensativo analizando los objetivos logrados y metas profesionales

© Depositphotos.com/peshkova

Para hacer realidad los objetivos profesionales tienes que delimitar los pasos como primera medida.

Para hacer realidad las metas profesionales primero tendrás que plantearlas. Después que las hayas delineado, una segunda etapa sería determinar los tiempos en que las llevarás a cabo. Y el siguiente paso es seleccionar de qué manera lograrlo.

7 claves para conseguir objetivos profesionales

Bien, ya has delimitado al menos las metas más importantes. Ahora es tiempo de cumplir con ciertos pasos para alcanzar los objetivos. Presta mucha atención:

1. Visualízate: Piensa en tu vida de aquí a 5 o 10 años. ¿Dónde estarás? ¿Qué estarás haciendo? ¿Cuál será tu posición económica? ¿Cómo será tu negocio? ¿Tendrás el éxito que esperas?. También puedes preguntarte sobre lo que ocurrirá en el plano personal, teniendo en cuenta que somos un todo y que nada funciona por separado. ¿Estarás casado/a? ¿Tendrás hijos? ¿Dónde vivirás? ¿Conducirás un coche último modelo?

"Para cumplir los objetivos profesionales primero debes definirlos y saber cuáles son. De esta manera, será más sencillo conocer el camino a recorrer."

Te puede interesar: Cómo proponernos nuevas metas

2. Piensa en la vida de alguien que admires: Seguro te gustaría seguir el ejemplo de una persona que haya tenido éxito en la vida. Puede ser un conocido, un familiar o un empresario del que has conocido su historia. Copia aquellos aspectos positivos y síguelos. De esta manera, te será más sencillo lograr tus objetivos laborales, aunque no sean exactamente los mismos o las épocas hayan cambiado. Otra buena opción es trabajar con un mentor.

3. Identifica qué es importante: Dentro del grupo de sueños y proyectos que deseas concretar, siempre hay algunos que son más imprescindibles que otros, o bien si se cumplen, te ayudan a hacer realidad los demás. Lo que resulta realmente importante hoy quizás no lo sea en el futuro, o aquello que crees que no tiene importancia termina siendo vital para tu carrera. Por lo tanto, presta mucha atención a la delimitación de los objetivos. No pienses sólo en el presente, sino también en el futuro.

4. Arma un diseño paso a paso: Una vez que ya hayas identificado tus metas de trabajo, será más sencillo delimitar un plan de acción. Tienes que saber que el camino para llegar a destino será sinuoso, que no siempre se darán las cosas como esperas y que quizás tengas que ir despacio cumpliendo logros más pequeños.

5. Disfruta también del presente: Muchas veces nos enfocamos tanto en el futuro que no nos damos cuenta de pasarlo bien en el presente. Tu día a día se vuelve un obstáculo hasta el objetivo final, no miramos los paisajes del camino por estar enfocados únicamente en la línea de llegada. Esto no es positivo porque perderás muy buenos momentos, relaciones y situaciones del presente.

6. No te limites: Quizás las personas que te rodean piensen que estás loco o que no vas a lograr lo que te propones, pero no los escuches, no les prestes atención y sobre todo, no te dejes convencer por las voces que te dicen que no eres capaz. Demuéstrate a ti mismo (y luego a los demás) que tienes más de una habilidad para cumplir todo lo que te propones. Y en los momentos en que te sientas decaído porque las cosas no resultan como quieres, piensa que después de la tormenta siempre sale el sol y nos regala un arcoíris.

7. Motívate: Existen diferentes técnicas para no perder la motivación. Puedes elegir la que más te ayude. Por ejemplo, algunos optan por armar un “cuadro” con los objetivos laborales que quieren alcanzar y lo colocan en un sitio bien visible, como puede ser su escritorio, el protector de pantalla del ordenador, la tapa de la agenda o el espejo del dormitorio. También puedes disponer en los laterales de tu pantalla diferentes mensajes de aliento, que te ayudarán en los momentos difíciles donde crees que nada puede estar peor.

"No pienses solo en el presente. Lo que resulta realmente importante hoy quizás no lo sea en el futuro, o aquello que crees que no tiene importancia termina siendo vital para tu carrera."

Para alcanzar los objetivos profesionales hay que pensar en cada paso a seguir

Mantener siempre la motivación es clave para hacer realidad tus metas laborales.

© Depositphotos.com/artem_furman

Teniendo bien en claro cuáles son tus metas, llevando a cabo un plan detallado con los pasos a seguir y dejando de lado los obstáculos y malos pensamientos, sin dudas podrás lograr los objetivos profesionales que te propongas. No olvides ir delimitando pequeños pasos que te ayuden a seguir creciendo, eviten la frustración si algo no se concreta, y te ayuden a estar más presente en el hoy.