Cómo hacer Kinotos en Almíbar

¡Los kinotos en almíbar son una delicia! La perfecta combinación de dulce y ácido en cada bocado, que puedes comer solo, con quesos, y usarlos en rellenos.

Kinotos en almíbar. Conservas caseras

© Depositphotos.com/ArtCookStudio

Con esta técnica fácil tus kinotos en almíbar resultarán simplemente perfectos, en un perfecto equilibrio entre lo dulce y lo ácido.

Cómo hacer Kinotos en Almíbar

De todas las conservas caseras que podemos hacer en casa, los kinotos en almíbar son ciertamente una de las más extravagantes y deliciosas. ¡Con esta receta podrás prepararlos muy fácil, y en poco tiempo!

Ingredientes:

  • 1,5 kilos de kinotos, sin cabos ni hojas
  • 1 Kg de azúcar blanco común
  • Agua, en cantidad necesaria
  • Una o dos rebanadas de limón fresco, sin semillas
  • Opcional: una chaucha de vainilla o 1 cucharadita de esencia de vainilla

Lista de materiales:

  • Una olla de acero inoxidable del tamaño adecuado
  • Una cuchara de madera
  • Uno o más palillos (escarbadientes, mondadientes)
  • Un colador grande

Pasos para preparar kinotos en almíbar

1. Lava bien los kinotos, y escúrrelos.

2. Con el palillo, hazles harias perforaciones por toda la superficie (unas 7 u 8 en cada uno).

Caja con kinotos

Elige kinotos frescos, firmes y de color anaranjado brillante. Lávalos bien, y pínchalos varias veces para que el almíbar penetre bien.

© Depositphotos.com/fotovincek

3. Ponlos en la olla, cúbrelos de agua, y llévalos a un hervor bajo por 5 minutos.

4. Escúrrelos nuevamente, descartando el agua, y vuélvelos a la olla. Si quieres, quítales las semillas presionándolos sobre el colador, recolectando el líquido que cae para volverlo al recipiente. Espolvoréalos con el azúcar, cubriéndolos completamente en lo posible, y déjalos reposar una hora como mínimo.

5. Agrega dos a tres tazas de agua (aproximadamente, la misma cantidad que el azúcar para un almíbar liviano) y revuelve suavemente para disolver. Añade las rebanadas de limón.

6. Lleva a cocción, a fuego bajo-moderado, por unos 20 minutos, o hasta que notes los kinotos blandos y el almíbar con algo de espesura. Retira los limones, si prefieres.

7. Ya listos, envásalos aún calientes en frascos esterilizados, cierra bien la tapa, y voltéalos para dejarlos boca abajo y hacer un sellado firme. Déjalos enfriar.

8. Puedes pasteurizar si prefieres, o conservar como están en un sitio fresco protegidos del sol directo, o directamente en el refrigerador.

Estos kinotos en almíbar son una delicia para rellenar panes y bollería, para agregar a postres dulces, ¡o para comer solos, en una sabrosa cucharada dulce y ácida en el equilibrio justo!

Diferencia entre Quinotos y Kinotos

Los kinotos son los frutos de una planta sensacional y muy decorativa. Lo cierto es que en este nombre englobamos a dos especies distintas, que comparten tantas similitudes que a menudo se los considera como una misma planta. Estas son:

Kinotos: Conocidos como  kumkuat, fortunella, naranjo enano y naranjo chino, frutos de las plantas de la especie Forunella margarita.

Quinotos: Conocidos como naranjos morunos y chinottos, frutos de las plantas de la especie Citrus myrtifolia y Citrus margarita.

Estos frutos son pequeños, de color anaranjado, textura firme y sabor ácido. Son muy aromáticos, y su planta, flor y fruto son de una belleza tal, que se la elige en muchas ocasiones para aplicar la técnica de bonsái y decorar interiores bien iluminados.

El quinoto o kinoto se desarrolla en poco tiempo, y las plantas pueden brindar una alta carga de frutos, por lo que resultan en ingredientes versátiles y muy adecuados para la elaboración de distintas conservas y alimentos.

Escrito por: Eugenia