Masa de hojaldre

El hojaldre es una masa que se caracteriza por estar constituida por capas, las cuales se forman por las múltiples vueltas y estiramientos que se le da a la masa. La grasa que se coloca entre las capas permite que en el momento del horneado, el calor la derrita y desprenda vapor que elevara las capas unas sobre otras, expandiendo a lo alto la masa de hojaldre, haciéndolo liviano y crujiente.

"Para hacer los dobleces de la masa de hojaldre, existen distintos tipos de giros; como la vuelta simple, doble o la triple."

Te puede interesar: Sugerencias sobre Cómo hacer Masa de Hojaldre

Ingredientes de la receta

Para elaborar la masa de hojaldre, necesitaremos:
  • 1 kg de harina.
  • 500 cc de agua.
  • 60 gr de manteca.
  • 2 cucharaditas de sal.
  • 800 gr de margarina o manteca (grasa).

Preparación de la masa de hojaldre

  • En primer lugar, preparamos el empaste colocando la harina sobre la mesada, y haciendo un hueco al medio vamos colocando dentro la sal, el agua y los 60 gr de manteca en trozos. Mezclamos poco a poco con una cuchara y luego amasamos a mano sobre una superficie lisa hasta conseguir una masa ligada, suave, seca, no pegajosa y de un intermedio entre dura y blanda. Formamos una bola y la dejamos reposar 15 minutos en la heladera.
  • Es importante en todo momento evitar manipular demasiado la masa ya que es muy delicada por contener mucha manteca, la cual podría cortarse.
  • Luego de los 15 minutos, tomamos la bola de masa y la estiramos de modo que simule una estrella abierta de cuatro puntas. De esta manera sera mas fácil realizar el siguiente paso, que será colocar el resto de la manteca, margarina o lo que hayamos elegido en el centro, para luego cerrarla completamente con el fin de evitar fugas.
  • Otra opción quizás mas sencilla consta de estirar la masa de hojaldre en forma de rectángulo y esparcir la manteca por toda la superficie.
  • Luego de colocar la manteca, ya sea untada sobre el rectángulo o sobre el centro de la estrella, deberemos estirar la masa hasta que llegue a un espesor de unos 8-10 milímetros. Aquí es importante tratar de evitar que la manteca se salga de la masa. Para ello es necesario no aplastar la masa, sino trabajarla suavemente, enharinando el palo de amasar y la mesa para evitar que se pegue y se rompa, pero sin colocar demasiada harina.
  • Una vez hecho esto pasamos al siguiente paso, que sera realizar los giros o dobleces.

Cómo hacer los dobleces de la masa de hojaldre

Se trata de una técnica por la cual se estira la masa de hojaldre y se la dobla varias veces de modo que en cada operación el número de capas se multiplique, conformando la textura del hojaldre.

Existen distintos tipos de giros, vueltas o dobleces:

  • Vuelta simple:
    Se estira la masa con el palo de amasar o rodillo hasta conseguir un rectángulo de aproximadamente 60x30 cm. Doblar el extremo izquierdo justo al centro de la masa y doblar encima el otro extremo, para que quede de esta manera con 3 pisos o en forma de "e"
  • Vuelta doble:
    Se estira de igual forma la masa (60cm x 30cm) y se doblan los dos extremos hacia dentro, de manera que casi se toquen en el centro de la masa. Doblarla luego sobre si misma para que dé como resultado 4 capas.
  • Vuelta triple:
    Surge de la combinación de un lado simple y otro doble.

De esta manera, aplicando dos vueltas simples y dos vueltas dobles y dejando reposar 15 minutos en la heladera entre vuelta y vuelta, obtendremos una masa con múltiples capas, las que podrán apreciarse luego de la cocción como una sabrosa y atractiva masa de hojaldre.

Existen otras recetas con dobleces y giros diferentes lo que darán mayor o menor tamaño y consistencia a la masa de hojaldre, entre otras recetas para hacer masa de hojaldre te recomendamos las siguientes:

"La grasa que se coloca entre las capas de la masa, permite que en el momento del horneado, el calor la derrita y desprenda vapor que elevara las capas unas sobre otras."

Video: Cómo Hacer Tartaletas de Jamón y Queso

Las tartaletas son una opción genial para tener siempre listas en el freezer y llevar al trabajo, o para esas noches cuando no tenemos ganas de cocinar.