Errores comunes que cometen los líderes

Llevar una empresa no es tarea fácil, y mucho menos para el líder que siempre debe estar al tanto de cualquier cosa que suceda en torno a ello. Pese a que los líderes empresariales son normalmente gente muy preparada, tanto técnica como laboralmente, al día de hoy siguen cometiendo varios errores que se pueden evitar.

Te puede interesar: Cómo tener al personal motivado

1.- Creer que pueden hacer todo el trabajo

Es muy típico de empresas con secciones o departamentos y un líder o jefe de sección al cargo de cada una de ellas. ¿Por qué insistir en cargar con todo el trabajo del departamento cuando tienen a trabajadores bajo sus órdenes para darles trabajo y responsabilidades?

No confiar en los empleados es un error común del líder que hace que cargue con todo el trabajo, incluso aunque no sea capaz de realizarlo todo, y hace sentir inútiles a los trabajadores.

"Otro error muy común se da cuando un trabajador comete un fallo al realizar una tarea y el líder de empresa se dirige a todos sus trabajadores."

2.- Culpar a todos por errores individuales

Otro error muy común se da cuando un trabajador comete un fallo al realizar una tarea y el líder de empresa se dirige a todos sus trabajadores para hacer notar el error, e incluso, suele culpar al grupo de forma global.

Esto sólo hace perder tiempo al equipo y les crea una confusión, porque el líder les está hablando acerca de un problema que no saben si han cometido o no. Lo mejor es que el líder hable en privado con la persona que ha realizado el fallo en cuestión.

3.- Creer que todos los empleados son iguales

En cualquier empresa y en la vida real, todo el mundo se merece el mismo respeto, claro está. No obstante, el líder no debe de tratar a sus subordinados de forma global, sino que debe asignarles un valor individual y determinar los gustos de cada uno, la tarea para la que son más aptos, modos de motivarlos individualmente, etc.

4.- Exigir honores

La responsabilidad del líder no debe significar falta de humildad. En la empresa, el líder se debe limitar a hacer su trabajo de forma correcta, motivando a sus subordinados y llegando a los objetivos propuestos por los propietarios del negocio, pero no por hacer esto debe exigir honores o reconocimientos.

El líder de verdad se limita a realizar sus tareas y cuando recibe honores o mejoras en su puesto es porque se los ha ganado, no porque los exija.

5.- Sobrevalorar los títulos académicos

El líder normalmente es una persona muy formada, y muchas veces da más importancia a subordinados con más títulos o más experiencia, cuando en realidad debería contratar y valorar a su personal por lo que saben hacer en el trabajo y no por la experiencia o carreras acumuladas.

"El líder de verdad se limita a realizar sus tareas y cuando recibe honores o mejoras en su puesto es porque se los ha ganado."