7 Tips para Ser un Buen Jefe

Muchos que llegan al puesto de jefe se encuentran en una encrucijada: ¿cómo ser bueno en mi puesto? Si esa es tu pregunta recurrente, no dudes en leer este artículo.

Cómo Ser un Buen Jefe: 7 Tips Imporantes

Un buen jefe respeta a sus empleados

Expresa aquellas frases de motivación para tus empleados como si quisieras que te las digan a ti.

¿Quieres ser el Mejor Jefe?

Se suele decir que para ser un mejor jefe hay que evitar la tiranía, y mucho hay de eso, pero también es importante no caer en el otro extremo y convertirse en alguien blando, que quiere ser amigo de sus empleados y divertido todo el tiempo. Es importante tratar bien a los empleados, pero también tener en cuenta los siguientes consejos para convertirte en un buen jefe sin perder autoridad y respeto:

"Sé motivador: No hay nada más gratificante que un jefe que desea sacar lo mejor de los empleados y los incita a mejorar cada día."

5 Claves para ser un buen jefe

1. No confundas autoridad con autoritarismo: Es preciso ser firme y exigente, decir qué, cómo y cuando hacer cada tarea, pero sin descalificaciones maléficas. Todo lo contrario, siempre con una sonrisa en los labios y de forma amable, aún en los peores días o con el empleado menos eficiente, luego de una jornada de cierre fatal o una discusión con el gerente general. Si estás enfadado por alguna cosa relacionada al empleo (nunca en lo personal), tienes que hablar con respeto y de forma clara, nada de gritos.

Silueta de un jefe líder

No confundas autoridad con autoritarismo. Debes ser firme y exigente, dando órdenes pero sin descalificaciones.

2. Sé motivador: No hay nada más gratificante que un jefe que desea sacar lo mejor de los empleados y los incita a mejorar cada día. Pero no sólo para ellos, sino para ti mismo también vale esta regla. Cree en tus capacidades, da un voto de "auto confianza". Di "tú puedes", "lo lograrás" o "vas por el buen camino" todas las veces que lo merezca la situación. Expresa aquellas frases de motivación para tus empleados como si quisieras que te las digan a ti.

3. Desea lo mejor para los trabajadores: Un buen jefe querrá, de todo corazón, que sus empleados puedan llegar lejos, que sigan estudiando y esforzándose, aunque sea en otra empresa. Ayúdalos en lo que esté a tu alcance para lograr sus objetivos y sueños. Ellos deben sentirse apoyados todo el tiempo, sin competencias absurdas, nada de "aquí mando yo y se acabó", porque de esa forma te quedarás en ese puesto de jefe mientras ves que tus ex empleados son dueños de empresas.

4. Aprende a escuchar: No te cierres en tus ideas ni en tus formas de hacer las cosas, siempre puedes aprender algo nuevo. Escucha con atención las sugerencias, ideas y hasta críticas constructivas de tus empleados. Trabaja en ello, analiza lo que te dicen, sé agradecido por la oportunidad que tienes de contar con gente a tu alrededor que te ayuda a mejorar y superarte. No te enojes cuando te dicen algo que no te gusta oír, tómalo como una oportunidad para el futuro.

"Un buen jefe querrá, de todo corazón, que sus empleados puedan llegar lejos, que sigan estudiando y esforzándose, aunque sea en otra empresa. Ayúdalos en lo que esté a tu alcance."

5. Da libertad (pero sin caer en el libertinaje): No hay nada más agobiante para un empleado que su jefe esté continuamente encima, viendo qué hace y qué no, cuánto le falta para terminar la tarea, por qué llegó tarde, etc. La libertad es un bien muy preciado, ese "dar un poco de aire" tan necesario para que todo funcione mejor. Ten cuidado en no soltar demasiado las riendas de tus trabajadores porque te puede jugar en contra.

Recuerda estos 5 tips y te convertirás en el mejor jefe que tus empleados puedan tener.

Seguir