Cómo enmarcar fotos en blanco y negro con estilo rústico

Cómo enmarcar fotos en blanco y negro con estilo rústico

Cómo enmarcar fotos en blanco y negro con estilo rústico

© Depositphotos.com/halfpoint

Esta guía es ideal para quienes quieren lucir fotografías de una manera rústica, pero sin ningún tipo de complicación.

Fotos en blanco y negro con estilo rústico

Hoy te contamos una nueva forma de exhibir tus fotos, que es ideal para lucir con estilo y originalidad las fotos en blanco y negro de tus recuerdos y momentos más preciados. Se trata de la combinación de la elegancia con lo rústico y natural, de manera original y personal, bien especial.

Esta tarea es en verdad muy sencilla y económica, y sólo vas a necesitar algunos pocos materiales, como planchas de corcho, pinches o chinches, y un marco de madera del estilo que prefieras, según la decoración de tu hogar.

Pasos para enmarcar fotos en blanco y negro

  • En primer lugar, necesitamos las fotos. En caso de contar con fotos a color, podremos pasarlas a blanco y negro sencillamente con cualquier programa de retoque en computadora.
  • Si fueran fotos digitales, las abrimos con el editor fotográfico. En Photoshop, por ejemplo, luego de escanear o de elegir la foto digital, abrimos el archivo, vamos al menú "imagen", y luego escogemos "modo > escala de grises". La escala de grises nos permitirá obtener una imagen más detallada.
  • También encontraremos diversos sitios donde podemos retocar imágenes online, sin necesidad de descargar nada.
  • Luego de imprimir la foto en blanco y negro y de tener en mano la imagen en papel, pasaremos a diseñar el marco. En la superficie posterior plana, sujetamos una plancha de corcho, de las que podemos adquirir en librerías y tiendas artísticas.
  • Colocamos una suerte de paspartú al centro, o simplemente lucimos la fotografía. Podemos adherirla con pegamentos, o sujetarla con chinches metálicas o de colores.
  • Para finalizar, dejamos el trabajo así como está, o lo protegemos con una plancha de acrílico o acetato transparente (o vidrio delgado). Finalmente, sólo resta lucir la fotografía con este enmarcado especial en un lugar bien iluminado y llamativo, para decorar el ambiente de un modo muy personal.