Las enfermedades infantiles ¡que los adultos también pueden tener!

Las enfermedades infantiles ¡que los adultos también pueden tener!

Las enfermedades infantiles ¡que los adultos también pueden tener!

¿Crees que eres demasiado grande para tener paperas o varicela? Pues no. Algunas enfermedades no tienen edad. Aquí te decimos todo lo que necesitas saber acerca de cómo prevenir y tratar las enfermedades más comunes.

¿Qué enfermedades pueden afectar a pacientes de todas las edades?

By Lynn Langway for Life & Beauty Weekly

Quizás creas que te deshiciste de las enfermedades infantiles, pero cuidado: Existen algunas enfermedades de las que jamás puedes estar totalmente segura de haberte librado.

A menos que estés realmente al día con todas tus vacunas (hazte un análisis de sangre si no estás segura) o que hayas tenido estas enfermedades cuando eras niña, aún puedes contraerlas. Algunas enfermedades como el sarampión o las paperas pueden ser mucho más peligrosas para los adultos que para los niños y pueden presentarse complicaciones como una neumonía o una pérdida de embarazo. Otras, como las tos convulsa, pueden ser fatales sobre todo para los niños muy pequeños. “Un adulto puede estar tranquilamente tosiendo durante tres o cuatro semanas sin ningún problema, pero en el caso de un recién nacido puede tener consecuencias fatales”, advierte el Dr. Paul Horowitz, pediatra en Valencia, Calif., y portavoz de la American Academy of Pediatrics. Existen algunas enfermedades de la piel, contagiosas y no contagiosas, que tratan a niños y adultos por igual.

¿Pero qué pasa si tu hijo tiene alguna de estas enfermedades? No te preocupes, aún puedes ser cariñosa con él y darle todo tu afecto. “Abrázalo sin miedo", aconseja la Dra. Carrie Nelson, jefa de la AAFP Commission on Health of the Public and Science. “Pero no usen el mismo vaso y procura lavarte las manos seguido".

"El virus de la paperas se transmite por vía aérea, y en los adultos puede causar meningitis y hasta sordera."

Te puede interesar: Cómo Prevenir Enfermedades Transmitidas por Mosquitos

Aquí te presentamos una lista de las enfermedades que pueden afectar a pacientes de todas las edades y te decimos cómo evitarlas o tratarlas si no has logrado escaparte.

Enfermedades infantiles que los adultos también pueden tener

Varicela

  • Causa: Un virus.
  • Síntomas y contagio: Ese sarpullido que causa picazón y pequeñas ampollas, acompañado de fiebre, es inconfundible. Los adultos pueden llegar a desarrollar neumonía o encefalitis (hinchazón del cerebro). El virus se transmite por contacto directo con una persona enferma o por vía aérea en las gotas expulsadas por la tos y los estornudos.
  • Prevención: El mejor método de prevención es vacunarse contra la varicela. Es posible que los niños y los adultos que no sean inmunes necesiten refuerzos.
  • Tratamiento: Reposo, muchos líquidos, pomadas para calmar la picazón, y acetaminofeno o ibuprofeno. (Nota: los niños no deben tomar aspirina).

Sarampión

  • Causa: Un virus.
  • Síntomas y contagio: El sarampión, que al igual que la varicela se transmite por vía aérea, provoca un sarpullido rojo oscuro o marrón, moqueo, tos, ojos rojos y fiebre. En los adultos también puede causar neumonía y encefalitis.
  • Prevención: La vacuna triple vírica (contra la rubeola, el sarampión y las paperas) nos protege de esta enfermedad. En este caso también, es posible que los niños y los adultos que presenten un nivel de inmunización menor necesiten refuerzos.
  • Tratamiento: Al igual que con la varicela, las solución es mucho reposo y beber líquidos en cantidad. También puedes utilizar un humidificador para ayudarte a calmar la tos o el dolor de garganta.

Paperas

  • Causa: Un virus.
  • Síntomas y contagio: Las glándulas dolorosas son el síntoma principal de las paperas, acompañado de fiebre, dolor de garganta y de cabeza. El virus se transmite por vía aérea. En los adultos puede causar meningitis y hasta sordera.
  • Prevención: Igual que con el sarampión: La vacuna triple vírica más los refuerzos para los niños y los adultos que lo necesiten.
  • Tratamiento: Reposo, líquidos y analgésicos, así como comidas suaves y gárgaras de agua tibia salada para calmar el dolor de garganta.

Tos convulsa (tosferina)

  • Causa: Una bacteria
  • Síntomas y contagio: Accesos severos de tos acompañados de moqueo y fiebre leve. La tos convulsa se transmite por vía aérea y puede causar una neumonía letal y convulsiones en los niños pequeños.
  • Prevención: La vacuna DTP (difteria, tosferina y tétanos) para los niños y refuerzos para los adolescentes y adultos.
  • Tratamiento: Es probable que tu médico te recete antibióticos.

Dermatitis seborreica y caspa:

  • Causa: La forma infantil de la dermatitis seborreica recibe el nombre de "cradle cap" en Estados Unidos. En los adultos se la conoce mejor con el nombre de caspa. Ambas condiciones son el resultado de un incremento en la producción de grasa de las glándulas sebáceas. Es posible que empeore con la aparición de un hongo bastante común.
  • Síntomas y contagio: En los bebés, se manifiesta como zonas amarillentas y con escamas en el cuero cabelludo, el área de las orejas, los ojos, la nariz o la ingle. En los adultos aparecen escamas blancas y con consistencia de cera en el cuero cabelludo. Esta afección no es contagiosa, pero puede ser hereditaria.
  • Tratamiento: En el caso de los adultos se recomienda utilizar un shampoo anti caspa regularmente. Para los bebes, es posible que un shampoo anti caspa suave ayude a remover las pequeñas escamas, y después se puede completar con un cepillado suave o con una toalla para ayudar a tratar las zonas afectadas. Para los casos difíciles, tu pediatra puede recetarte un shampoo un poco más fuerte y una pomada.

Eritema infeccioso

  • Causa: Un virus
  • Síntomas y contagio: En los niños aparece un típico sarpullido en el pecho, en las extremidades o en la cara, por lo que en inglés se la conoce con el gracioso nombre de "la enfermedad de la mejilla abofeteada". El sarpullido se acompaña de fiebre leve y síntomas parecidos a los de un resfriado. En los adultos, los síntomas incluyen sarpullido, dolor e hinchazón articular que puede permanecer aún después de la enfermedad. Esta enfermedad se transmite mediante saliva y mucosidad. Debido a que esta enfermedad supone un riesgo de pérdida de embarazo, las mujeres embarazadas deben consultar a su médico si están en contacto con una persona enferma.
  • Tratamiento: Esta afección desaparece sola. Simplemente hay que tratar las molestias con acetaminofeno o ibuprofeno.

Impétigo

"Enfermedades como el sarampión o las paperas, pueden ser mucho más peligrosas para los adultos que para los niños."

  • Causa: Una infección causada por estreptococos o estafilococos, dos bacterias que se encuentran comúnmente en la piel sana.
  • Síntomas y contagio: El impétigo causa ampollas que supuran y pican, alrededor de heridas abiertas, rasguños causados por la hiedra venenosa o picaduras de insectos. Es contagioso si se toca el área afectada, o cualquier tela (como toallas o sábanas) que hayan estado en contacto con la herida.
  • Tratamiento: Lavar la zona en donde estén las ampollas diariamente con un jabón antiséptico y mantenerla vendada. Consulta a tu médico, es posible que te recete antibióticos. Lava por separado y con agua muy caliente las sábanas, toallas y ropa de la persona enferma, y lávate las manos seguido con un jabón antiséptico.

Lynn Langway ha trabajado como editora en Newsweek y Ladies’ Home Journal y actualmente escribe acerca de salud y da clases de periodismo en NYU. Síguela en Twitter: @travelcentricny. Ya ha escrito antes para Life & Beauty Weekly.