Cómo Donar Médula Ósea

¿Sabías que ser donante de médula es tan simple como recibir un pequeño pinchazo, y que puedes salvar muchas vidas con ello? Lee esta nota y aprende más al respecto.

Cómo ser Donante de Médula

Hoy queremos contarte lo que necesitas saber para donar médula ósea, un procedimiento seguro con el que podrías literalmente salvar vidas. Gracias a los avances en la ciencia médica esto es cada día más simple, rápido y menos invasivo para el donante, ¡y es una manera fabulosa de ayudar a quienes más lo necesitan!

Requisitos para ser donante de médula ósea. Qué es la donación de médula ósea? Tips para hacerse donante de médula

© Depositphotos.com/sciencepics

Luego de la extracción, la muestra se analiza, es sometida a un tratamiento, y se aplica en el receptor para sanar su cuerpo desde el interior.

¿Qué es la donación de médula ósea?

Ante todo, hagamos una distinción: en esta nota hablaremos de la donación de médula ósea y no de médula espinal. Aunque se las suele confundir en el lenguaje coloquial, la primera es un tejido esponjoso ubicado en el interior de los huesos “grandes”, desde donde se produce la sangre a partir de su contenido de células madre, mientras que la médula espinal se halla dentro de la columna vertebral, y es la que conduce los impulsos nerviosos a lo largo del cuerpo.

Donar médula es un procedimiento relativamente simple que permite la extracción de esta sangre medular mayormente del hueso de la cadera, mediante la inserción de una jeringuilla. Dependiendo del tipo de extracción, el procedimiento a menudo requiere de sedación, que puede ser local (la menos frecuente), anestesia general o también anestesia peridural.

Dudas sobre la donación de médula. Tips para convertirte en donante de médula ósea. Cómo donar médula

Ser donante de médula ósea puede salvar muchas vidas, con tan sólo un pinchazo en tu cuerpo. ¡Eso es maravilloso!

© Depositphotos.com/alexraths

Con el mismo procedimiento puede extraerse células madre. Para ello se aplican inyecciones subcutáneas con factores de crecimiento hematopoyéticos, que faciliten el paso de las células a la sangre, permitiéndose así su recolección. Este tipo de donación no necesita de sedación.

Si temes a la anestesia general, no te preocupes: consulta con tu médico sobre tu deseo de realizar la extracción sin anestesiar por completo, para hallar en conjunto un medio alternativo de acuerdo a las legislaciones aplicables en tu zona de residencia.

Tips sobre la donación de médula ósea

La donación de médula es un acto voluntario, anónimo, solidario (sin una compensación monetaria u otra a cambio), y universal, que puede realizarse virtualmente en cualquier momento y centro especializado. Según cada caso, cualquier gasto médico en el que se incurra en relación a la donación es asumido por el centro de recolección de muestras.

Este procedimiento no presenta mayor riesgo que el de la inserción de la jeringuilla para la extracción. En muy pocos casos puede haber daños de nervios u otros, pero en reglas generales, no hay contratiempos. Todo el material usado es descartable y estéril, eliminando el riesgo de infección.

El procedimiento no es indoloro, pero gracias a la sedación y/o la anestesia, no sentirás más que una leve molestia luego de la extracción.

En reglas generales (aunque varía entre los países), la manifestación de ser donante de médula no incluye la donación de órganos. Infórmate en el centro de tu ciudad para conocer las reglamentaciones aplicables.

Cómo donar médula ósea

Lo primero es informarte con el centro médico de tu ciudad, para recibir información y manifestar tu intención. Se te otorgará un turno para tener una primera entrevista con un médico, quien hará un análisis general de salud y dialogará contigo para verificar que comprendes el procedimiento, y asegurarse de tu plena capacidad mental al respecto.

 Aunque varían entre las distintas regiones, los requisitos para ser donante de médula ósea incluyen:

  • Ser mayor a los 18 años de edad, y normalmente menor a los 65 años.
  • Pesar más de 50-60Kg.
  • Contar con buena condición de salud física y mental, sin enfermedades infecciosas, de la sangre u otras (en la primera reunión con el médico se te informarán los requisitos).
  • No es necesario (ni recomendable) presentarse en ayunas, pero sí luego de una alimentación liviana y baja en lácteos y grasas.
  • Se pide a los donantes no fumar, no consumir alcohol, ni usar algunos tipos de drogas de prescripción, de venta libre o ilegales previo a la donación de médula.
  • En general, los pacientes no deben haberse realizado escarificación, tatuajes o piercings en los últimos 4-6 meses previos a la donación.

Luego de firmar algunos documentos legales, normalmente se te tomará una pequeña muestra de sangre que será analizada para descartar enfermedades o problemas de compatibilidad. A partir de entonces, sólo se comunicarán contigo desde el centro especializado o la institución pertinente en caso de que aparezca un receptor compatible, y sólo entonces se realizará la donación.

"Tras los análisis previos se comunicarán contigo desde la institución en caso de que aparezca un receptor compatible, y sólo entonces se realizará la donación, o puede que se congele la muestra con fines de investigación."

En algunos casos se puede hacer donaciones sin receptor, congelándose estas muestras, o bien usándolas con fines de investigación. La congelación también permite trasladarlas a destinos remotos, incluso si estuvieran al otro lado del mundo. Así, podrías ser donante de médula ósea y ayudar a la humanidad por completo, ¡imagina cuánta felicidad convidarías!.

"Donar médula ósea es un procedimiento relativamente simple que permite la extracción de esta sangre medular mayormente del hueso de la cadera, mediante la inserción de una jeringuilla."