Cómo Ser Donante de Órganos

La donación de órganos es un acto grandioso donde puedes ayudar a salvar y mejorar vidas, sin esperar a morir para ello. ¡Lee esta nota y aprende cómo hacerlo!

Requisitos para ser donante de órganos. Qué es la donación de órganos? Tips para hacerse donante de órganos

Si donas tus órganos no indica de manera alguna que tu vida corra peligro ante un accidente: recibirás igual calidad de atención médica que todos.

Todo sobre la Donación de Órganos

Ser donante de órganos es cada día más fácil, y por los mejores motivos posibles. Cada año miles (quizás millones) de vidas se pierden esperando que aparezca un órgano vital que los devuelva a la salud, pues muchas personas aún creen en los falsos mitos urbanos que nos han dicho mentiras tales como que, ante un accidente, los médicos no hacen todo lo posible por salvar a los donantes. Pero nada podría estar más lejos de la verdad.

La donación de órganos salva vidas, y también mejora la calidad de quienes más lo necesitan. Y, aunque no es lo que suele considerarse al pensar en este tema, no necesitas esperar a morir para hacer un bien por quienes te rodean, o con quienes compartes el mundo. Sigue leyendo este artículo para conocer mucho más sobre este importante tema.

"¿Es verdad que si eres donante de órganos te dejan morir? Por supuesto que es absolutamente FALSO, y no es más que un mito urbano que atenta contra el acto de amor más grande de la humanidad."

Donante en vida y donador fallecido

El donante de órganos no debe morir indispensablemente para convidar vida a quienes lo necesiten. Cuando te registras como donante, ante tu fallecimiento se cumplirán tus deseos de utilizar tus órganos vitales en trasplantes que salven la vida de alguien más, dándole un profundo significado solidario a tu existencia. Este es el caso de órganos vitales como el corazón, los dos pulmones, el hígado, los dos riñones, las córneas y muchos más.

Es verdad que al ser donante de organos te dejan morir? Dudas sobre la donación de órganos. Tips para convertirte en donante de órganos.

El listón verde identifica la concientización por la donación de órganos, tanto de donantes fallecidos como donantes en vida.

© Depositphotos.com/Syda_Productions

Por otro lado, también puedes salvar a alguien o mejorar su calidad de vida cuando aún estés recorriendo el mismo planeta que el receptor. En estos casos, luego de tu manifestación de ser donante (y luego de los análisis pertinentes) se te consultará si deseas ofrecer, por ejemplo, un riñón, un pulmón, un trozo de tu hígado (que se regenera tanto en ti como en el receptor) y, aunque no se los categorice como iguales, también puedes donar en vida el cabello, la piel, la médula ósea y tu sangre, además de esperma u óvulos.

Requisitos para donar órganos

Para ser donante de órganos lo primero que debes hacer es visitar o comunicarte con una entidad certificada de tu país, para recibir asesoramiento con respecto a los requisitos y las legislaciones aplicables. Aunque estos pueden cambiar en los distintos países, en general incluyen:

  • Ser mayor a los 18 años de edad, y normalmente menor a los 65.
  • Pesar más de 50Kg.
  • Tener buena condición general de salud física y mental.
  • Estar en plena capacidad de firmar la documentación pertinente, incluyendo la renuncia de tus derechos sobre los órganos donados y su utilización.
  • En algunos casos, habrá requisitos en cuanto a la alimentación y estilo de vida previo a la donación (para donantes vivos). En otros casos, también puede que se te solicite una autorización para que un miembro de tu familia directa pueda ser consultado ante la donación de tus órganos en caso de muerte cerebral o mantenimiento de vida con métodos artificiales.

"Para donar tus órganos lo primero que debes hacer es visitar o comunicarte con una entidad certificada de tu país, para recibir asesoramiento con respecto a los requisitos y las legislaciones aplicables."

Una vez manifestada tu intención, se te realizarán análisis médicos (incluyendo de sangre) para conocer tus condiciones particulares. Cuando tengas tu carnet de donante, tu vida seguirá su curso normal, y recibirás exactamente la misma atención médica de los no donantes. Ante la aparición de un receptor que se beneficie de tus órganos en vida, se te contactará para hacértelo saber, y podrás tener la decisión final; es decir, aunque seas donante puedes negarte a hacerlo, sino hasta tu fallecimiento.

La donación de órganos es un regalo perfecto que puedes darle a la humanidad, algo que deberías considerar para colaborar con el mundo en vida, y también luego de que suceda lo inevitable.

Escrito por: Eugenia

Gracias por leer Cómo Ser Donante de Órganos, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días.

Comparte

Tú opinión

Esta nota te fue útil?

Seguir