Hogar
Cómo empapelar una pared

Cómo empapelar una pared

13/05/20 por Staff de CHP

El empapelado es una de las más clásicas opciones cuando se trata de decoración y durante los últimos años ha vuelto a ser tendencia. Los resultados que ofrece son fantásticos, pudiéndose adaptar a diversos espacios del hogar y a todos los gustos y preferencias, ya que se puede encontrar unicolor, estampado, moderno, o vintage.

No obstante, muchas personas tienen dudas a la hora de usar el empapelado, específicamente en cuanto a su aplicación, y por ello pierden la oportunidad de aprovechar sus bondades y transformar sus espacios. Conviene conocer en qué consiste este procedimiento, con un poco de disciplina y dedicación es posible de lograr.

Papel pintado con motivo barroco

Materiales necesarios para empapelar

  • Lápiz.
  • Cinta métrica, regla y cúter.
  • Plomada.
  • Pincel.
  • Espátula de plástico.

Pasos para empapelar una pared

Las instrucciones para empapelar son un tanto minuciosas pero simples: Las podemos dividir en dos grupos o fases, la primera fase consiste en preparar la pared y el papel a utilizar, y la segunda en el proceso de colocar el papel propiamente dicho.

Preparar la pared y el papel para empapelar

Despejar las paredes. Es necesario retirar lámparas, interruptores, soportes, repisas, rejillas de aire, entre otros elementos.

  • Preparar las paredes. Limpiar con un paño húmedo y tapar agujeros y hendiduras, en caso de que la pared esté pintada retirar la pintura con espátula, si ya tiene empapelado retirarlo y lijar la superficie, es importante reparar las imperfecciones que pueda haber en la pared para garantizar acabados de calidad y alargar la durabilidad del empapelado.
  • Medir el papel. Es preciso medir cada pieza poniéndola sobre una mesa o en el suelo y con el lado estampado o de color hacia arriba. Es vital tener total seguridad de las medidas antes de cortar.
  • Hacer una línea de plomada. Con el metro, un nivel y el lápiz ir al punto de inicio, marca una línea para que la primera pieza de papel quede bien ubicada, conviene dibujar una línea de plomada en cada pared o esquina.
  • Identificar la unión entre las tiras de papel, asegurándose que los estampados queden completamente alineados, de lo contrario se debe a un desnivel.

Cómo colocar el papel pintado

  • Cortar el papel pintado según las medidas de la pared, es importante dejar unos centímetros más para evitar errores.
  • Poner pegamento en el área trasera del papel con un rodillo de pintar, pero cuidando que sea una capa fina y cubrir bien los extremos.
  • Alisar el papel, con la humedad del pegamento es usual se expandan, conviene esperar 10 minutos para que el producto se expanda.
  • Alinear la primera tira del papel, específicamente el extremo derecho con la línea de plomada, cuidando que el borde superior quede con respecto al techo en el lugar deseado, fijarla con el cepillo de alisar, de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha.
  • Cortar el exceso de papel, para esto utilizar una espátula y un cúter, con la espátula se marca la línea que limita con el techo y el zócalo y se corta con el cúter.

Finalmente, limpiar los restos de pegamento, es completamente normal queden restos de pegamento en la superficie del papel que se acaba de poner, limpiar con una esponja humedecida con agua limpia y frotar de arriba hacia abajo. La esponja también es útil para alisar posibles burbujas  que se hayan formado en el empapelado hasta que quede completamente lisa.

Después continuar agregando tiras de papel repitiendo los mismos pasos, es importante tomarse el tiempo suficiente para alinear cada pieza y garantizar así el mejor acabado, resultados exitosos.

Consejos para empapelar

Además de cumplir con cada uno de los pasos necesarios para un correcto proceso de empapelado, resulta estupendo seguir algunos consejos que contribuyen a los resultados sean excelentes, estos son:

  • En caso de que aparezcan burbujas de aire en la superficie, conviene retirar el papel y pegarlo una vez más y utilizar una espátula de acrílico para alisar.
  • No frotar el papel en demasía cuando se esté pegando, esto podría hacer que se desprenda cuando se seque.
  • Es recomendable hacer coincidir el motivo del estampado al nivel de los ojos, esto evita que se noten imperfecciones si el papel se estira verticalmente cuando se pegue.
  • En las áreas de los enchufes, cortar la electricidad y retirar el aplique, también marcar una cruz en el papel justo en el lugar del aplique y cortarlo con un cúter.
  • A la hora de pegar el papel en las esquinas, pegar el papel dejando algunos centímetros de más, estos se cortan posteriormente después que el pegamento se seque.

Cómo quitar el empapelado de una pared

Si quieres volver a empapelar la habitación o pintarla, debes retirar totalmente el empapelado viejo para que el nuevo trabajo quede perfecto.

Te gusta esta nota?