Consejos para elegir la ropa adecuada para vestir al bebé

La vestimenta del niño debe ser siempre cómoda y adecuada según la temperatura. Aquí algunos consejos.

Cómo vestir al bebé

Consejos para elegir la ropa del bebé

¿Tienes miles de prendas para escoger o comprar y no sabes con cuál vestir a tu bebé? Para ese momento, hay algunos consejos, ya que hay atuendos muy bonitos pero no son cómodos, hay otros que están fabricados con telas sintéticas y otros que no fueron realmente pensados para usarse.

Consejos para elegir la ropa adecuada para vestir al bebé
La ropa de lana para el bebé debe ser suave y no desprender pelusa, ya que el pequeño podría inhalarla.

La ropa de los bebés tiene que ser cómoda tanto para el niño como para ti, que debes manipularla cada vez que le cambias los pañales. Recuerda buscar pantalones o monos que tengan botones en la entrepierna para no tener que quitarlos por completo.

También tienes que mirar la tela en la que está confeccionada, tiene que ser de algodón o hilo con colores firmes y que no encoja con el lavado.

En el caso de las ropas de lana para el bebé, tienes que tener cuidado de que sean tejidos suaves y que no desprendan pelusa que el pequeño pueda inhalar. Los lazos, cintas y otros elementos de adorno tienen que estar fuertemente agarrados y no deshacerse con el uso, los lavados, o si el bebé se los lleva a la boca.

También es recomendable lavar toda la ropa, la de cama también, antes de que el niño la utilice. Estos cuidados debes tenerlos como mínimo hasta que el niño cumpla 1 año.

Cómo vestir al bebé segun la temperatura

Cuando hace calor, puedes elegir vestirlo con ropas claras y de telas finas. Cuando hace frío, es un tema un poco más complejo… ¡una los ve tan vulnerables!

Esta sensación tiene algo de verdadero, los bebés son menos eficientes para regular la temperatura corporal y no pueden moverse voluntariamente para producir calor. Pero esta situación también presenta el problema de que si los abrigas demasiado sufrirán el calor y pueden deshidratarse rápidamente.

Lo mejor entonces, para elegir la ropa del bebé, es en fijarte cómo se siente al tacto la zona del cuello y la nuca, si está fría, el niño tiene frío, y debes abrigarlo un poco más. Las manos y los pies no son buenos indicadores.

Si lo notas adormecido, puede ser porque está pasando calor, intenta quitarle algo de ropa. La clave es no ponerles demasiada ropa, y si están acostados, hay que mantenerlos con una camiseta, pantaloncillos, medias y taparlo con una mantilla; de esta forma podrá destaparse con facilidad si se siente incómodo.

'