Cómo asegurar una puerta con cerrojos

Escrito por: Evelyn

100% de votos positivos

Los cerrojos te permiten tener una puerta más segura y son económicos. Te explicamos cómo colocarlos.

Cerrojos seguros detrás de tu puerta

A veces, una cerradura simple en las puertas de nuestro hogares nos causa cierta sensación de inseguridad, y las que son más seguras suelen ser un tanto costosas.

Cómo asegurar una puerta con cerrojos. Cómo colocar un cerrojo.

Tips para asegurar una puerta con cerrojos.

Si estás atravesando por esta situación, la solución es muy sencilla: colocar cerrojos detrás de la puerta para tener mayor seguridad, aunque debes tener claro que éstos solo funcionarán si hay alguien dentro de la casa que pueda cerrarlos. Claro está que existen en el mercado algunos que también tienen llave, pero no es lo común ni lo mas económico.

Para instalar cerrojos en la puerta, lo primero que debes hacer es seleccionar el que más te convenga según el tamaño y el grosor de la puerta; no siempre el más grande es el más indicado. Una vez que lo hayas comprado, ten a mano un lápiz, taladro eléctrico y el destornillador de pala o de estrías, según sean los tornillos del cerrojo. Ya listos para la instalación, pongamos manos a la obra siguiendo estos simples pasos:

"Selecciona el tipo de cerrojo que más te convenga según el tamaño y el grosor de la puerta."

Te puede interesar: Ventajas de una cerradura eléctrica

Cómo colocar un cerrojo

  • 1. Selecciona el sitio exacto donde lo instalarás el cerrojo. Sostenlo sobre la puerta con una mano y con la otra toma el lápiz y marca, a la misma altura, los sitios exactos donde irán los tornillos, tanto del cerrojo como del pasador.
  • 2. En el borde de la puerta, mide el tamaño del tornillo y luego haz una pequeña marca en la mecha del taladro, para evitar que accidentalmente traspases la puerta.
  • 3. Sobre las marcas realizadas, haz los huecos con el taladro.
  • 4. Toma nuevamente el cerrojo, los tornillos y el destornillador. Haciendo un poco de malabarismo, sostén firmemente el cerrojo contra la puerta, introduce el primer tornillo y prénsalo con el destornillador. Repite el procedimiento con todos los tornillos.

Listo, tu puerta estará mas segura con el cerrojo nuevo.