Salud
Embarazo: ¡No tengo antojos!

Los antojos no siempre se presentan en las embarazadas

Durante el embarazo es común tener antojos, pero hay algunos casos en que esto no ocurre. ¿A que se debe?

21/01/19 por

Frutillas, un antojo común durante el embarazo

Los antojos

Es un tema cotidiano la discusión sobre los antojos de una embarazada: "...muero por un helado de chocolate" "...no paro de comer Tiramisú" "...mi reino por unas frutillas con crema", por eso, suena raro pensar que hay casos de futuras mamás que no moririán por nada y que son incapaces de hacer salir a su marido a cualquier hora de la noche a buscar una comida especial ¿Son casos de estudio entre las mujeres embarazadas?

Si bien esta claro que muchas mujeres embarazadas sienten deseos enormes por determinado alimento (o todo lo contrario, sabores y olores que antes las dejaban indiferentes ahora son repelidos con fuerza) pero no es así para todas y nada serio en estadísticas está comprobado. Algunos estudios dicen que sufren antojos una de cada cuatro mujeres durante el embarazo, otros dicen el 96% de las embarazadas, otros dan cifras menores y algunos aseguran que los sufren el 99%.

Causas de los antojos

La causa de este fenómeno, para aquéllas que tienen antojos, son los cambios hormonales que acompañan el embarazo, sobre todo durante el primer trimestre. Durante este período se pueden observar cambios en los hábitos alimentarios en la mayoría de las mujeres embarazadas, como si el organismo se adaptara y buscase descartar alimentos que no son necesarios para la mamá o el bebé (o incluso nocivos) y consumir más de otros alimentos que les son necesarios.

Pero la razón más contundente, particularmente para el fenómeno de rechazo, es que los cambios hormonales modifican tu sentido gustativo y olfativo, esto también explica, además de los antojos, las náuseas y el rechazo a ciertos olores, perfumes y sabores, y nos sensibiliza hacia otros que antes nos resultaban anodinos.

Pasado el primer trimestre, los deseos o el desagrado por tal o cual alimento tienen una tendencia a desaparecer. Si persisten y eres capaz de volver loco a tu compañero por una porción de “Selva Negra”, lo más probable es que necesites atención, que no puedas expresar tu ansiedad y que el antojo sea una manifestación psicológica y no hormonal.

Aniquilando los antojos azucarados

Constantemente tengo antojo de galletas con chispas de chocolate y otros alimentos azucarados. ¿Cómo puedo acabar con mi adicción?
Te puede interesar
Más sobre Embarazo y maternidad

Gracias por leer Los antojos no siempre se presentan en las embarazadas, si te gustó esta nota, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y compartilo.

Te gusta esta nota?