Cómo Analizar la Piel para Prevenir el Cáncer

Escrito por: Joan

100% de votos positivos

El cáncer de piel es una enfermedad que se cobra una gran cantidad de vidas anualmente. Para prevenirla, es importante analizar nuestra piel y estar atentos a los síntomas.

Prevención del cáncer de piel

El cáncer es uno de los llamados grandes males del siglo XX y XXI, prueba de ello son el número de fallecidos que deja año tras año esta triste enfermedad.
Existen muchos tipos, pero en esta ocasión vamos a ocuparnos del cáncer de piel. Aprenderemos a analizar la piel y prevenir este tipo de enfermedad.

Cómo analizar la piel en busca de señales de cáncer. Previene el cáncer de piel analizando tus lunares. Cómo analizar el cuerpo y prevenir el cáncer

© Depositphotos.com/alexraths

Debes prestar especial atención al aspecto de los lunares como un método de prevención del cáncer de piel

Factores de riesgo del cáncer de piel

Los posibles factores que pueden llegar a desencadenar un cáncer de piel son:

- Gran número de lunares (más de 80 o 100) a lo largo de todo el cuerpo.

- Lunares atípicos: irregulares, sangrantes, en forma de estrella, de diámetro superior a 6 mm, de color no homogéneo o crecientes.

- Haberse expuesto durante alguna época de la vida de forma repetida a los rayos del sol.

"Si analizas tu piel cada cierto tiempo podrás prevenir o detectar el cáncer en sus inicios, cuando es más fácil de detener."

Te puede interesar: Cómo hacer un autoexamen para buscar melanomas

- Haberse bronceado con cabinas de rayos ultravioleta.

- Exposición al carbón o al arsénico.

- A más altitud y a una latitud más cercana al ecuador, los rayos del sol inciden más.

- Antecedentes hereditarios de cáncer de piel.

Cómo analizar la piel para prevenir el cáncer

Aunque el cáncer de piel generalmente no produce dolor en sus primeros pasos, si analizas tu piel cada cierto tiempo (cada 15 o 20 días aproximadamente) podrás prevenir o detectar el cáncer en sus inicios, cuando es más fácil de detener.
Para ello, necesitas un espejo portátil, o en su defecto la vista de otra persona.

Debes prestar especial atención al aspecto de los lunares de la piel: observa si alguno tiene forma de estrella, si alguno sangra, si mide más de 6 milímetros, si tiene un color extraño o si es asimétrico o con borde irregular.

En especial, se debe analizar la evolución, no solo de los lunares, sino también de verrugas y otras manchas en la piel. Para eso, es muy importante examinar tu cuerpo entero con un espejo, incluyendo extremidades, genitales, palmas de la mano y debajo de los pies.

Si observas algunos de estos síntomas en parte de tu piel, lo primero es no alarmarte, pues seguramente no sea nada, pero se debe pedir cita con el médico para que te analice más a fondo.

"Recomendamos no obsesionarse con el análisis de la piel para prevenir un cáncer. No hace falta ser muy meticuloso ni medir todos los lunares que encuentras constantemente."

Por último, recomendamos no obsesionarse con el análisis de la piel para prevenir un cáncer. No hace falta ser muy meticuloso ni, por ejemplo, medir todos los lunares que encuentras constantemente. Sentido común ante todo, porque por lo general y aunque presentemos alguno o más factores de riesgo, no significa que padezcamos cáncer de piel.