Cómo se alimenta un bebé de cinco meses, sus movimientos y su relación con el mundo

A los 5 meses tu bebé sigue creciendo y va mostrando señales de socialización. Su alimentación se va ampliando y comienza a aprender a estar solo.

El bebé a los 5 meses: Alimentación y psicomotricidad

Alimentación y psicomotricidad

Tu bebé a los 5 meses ya es "casi grande" y sólo come 4 veces al día. Su alimentación continúa, con biberón o con lactancia materna y consume casi 210 ml. por comida. Si amamantas a tu bebé y tú te alimentas sanamente, continúa haciéndolo y sigue con la diversificación alimentaria presentándole nuevos alimentos y sabores.

Cómo se alimenta un bebé de cinco meses, sus movimientos y su relación con el mundo.
A los 5 meses tu bebé no para de moverse, debes estar muy atenta para que no se lastime.

Al mediodía ya puede comer casi 120 gr. de legumbres, ya sea incorporados en el biberón o con cuchara. Prosigue sin mezclar los productos (si lo haces no sabrás diferenciar si alguno le produce cólicos o le desagrada) y sin salarlos. A la hora de la merienda, si le sirves puré de frutas, compotas o yogur, también trata de no azucararlos y siempre mantén la dieta indicada por el pediatra.

A los 5 meses tu bebé no para de moverse. Adora girar sobre su cuerpo; debes estar muy atenta, sobre todo en el momento del cambio de pañales, porque en un segundo que te alejes para buscar algo tu hijo puede rodar por la mesa, llevarse el talco a la boca o producirse cualquier otro accidente lamentable.

Si toma algo y lo tira, no sueltes a tu bebé para atrapar el objeto. A los 5 meses el pequeño está lleno de vitalidad.

El bebé y su entorno social a los 5 meses

Constatarás también en el 5to. mes que su forma de comunicarse evoluciona. Semana tras semana, sus balbuceos cambian y se vuelven más largos y elaborados. Son los cimientos del lenguaje, y es importante que le respondas ya que es así la manera en que tu bebé aprenderá a hablar. Si tú pronuncias las vocales, él tratará de imitarte, hazle preguntas y espera sus respuestas. Dialoga con tu bebé.

También es importante que el pequeño aprenda a administrar la soledad; déjalo en la cuna con sus juguetes preferidos y verás cómo se entretiene.

Si no trabajas y estás todo el día con tu hijo, no dudes en dejarlo con alguien que él conozca, para tener un poco de tiempo para ti y para que él comience a socializar. Cuando lo hagas, explícale bien lo que va a suceder, quien se va a ocupar de él y cuánto tiempo te tardarás. Trata de no dejarlo mientras duerme porque su sorpresa será demasiado importante al despertar y no entenderá la situación.

'