Cómo volver a encuadernar un libro

Los libros actuales ya no poseen la encuadernación de los de antaño y sus hojas suelen desprenderse con facilidad. Veamos cómo volver a encuadernar aquellas páginas que se están desprendiendo.

Cómo volver a encuadernar un libro

Encuadernar un libro

En los tiempos en que los libros que adquiríamos venían encuadernados con el clásico cosido de hojas, era muy raro que el mismo se deshojara. Pero en la actualidad, la encuadernación es un gran problema, ya que las hojas se desprenden con apenas uso. Revertir esta realidad no es tan difícil como creemos, por el contrario, es una tarea fácil y muy eficiente.

Pasos para volver a encuadernar un libro

  • Desprender las hojas. Desprender cuidadosamente las hojas que se están comenzando a salir, o las que notemos poco adheridas. Es normal que al comenzar esta tarea veamos que la cantidad de hojas que se encuentran escasamente adheridas es más de la que calculábamos.
  • Retirar el adhesivo. Luego de haber desprendido todas las hojas, procederemos, con mucho cuidado, a retirar el adhesivo que haya quedado.
  • Colocar el nuevo pegamento. Colocar con un pequeño pincel el nuevo pegamento, que habremos adquirido para ese fin en lugares especializados, como casa de artesanías, por ejemplo.

    Sin exagerar, pero tampoco sin quedarnos demasiado cortos, distribuimos el pegamento en todas las hojas juntas. Luego, colocamos todo el grupo de hojas sueltas en el lugar correspondiente, y cerramos el libro. Golpeamos con firmeza el lomo contra una superficie bien plana y dura (mesada, suelo, etc.) para lograr una adhesión más pareja de todas las hojas.
  • Prensado. Ubicar el libro en algún lugar plano apoyándolo sobre el lomo, y colocándole algo a los costados para que se mantenga bien derecho. Luego de unos tres días, podemos volverlo a usar o guardarlo en donde corresponda.
Cómo volver a encuadernar un libro
Cómo volver a encuadernar un libro

© Depositphotos.com/zeffss