Aprendizaje
Cómo armar tu propia maqueta de barco

Cómo armar tu propia maqueta de barco

Todo lo que necesitas saber para iniciarte con éxito en el apasionante mundo de las maquetas

22/11/19 por Staff de CHP

Si estás interesado en la construcción de maquetas de barcos, has venido al lugar correcto. Puede sonar un poco intimidante, pero no es tan difícil como suena. Lo más recomendable es empezar comprando un kit para principiantes que incluya un plano e instrucciones fáciles. Y aunque puedes obtener conocimiento leyendo o viendo vídeos, esto se aprende en la práctica realizando nuestras propias maquetas.

Sobre qué tipo de barco elegir, hay muchos. A lo mejor te interesaría algún barco histórico como el Titanic o el Santa María, o algún buque de guerra. O podría interesarte más un barco de pesca o velero, o incluso un bote tradicional de alguna cultura antigua. Las opciones son muchísimas.

El maquetismo es un pasatiempo muy gratificante. No solo tendrás una preciosa maqueta hecha por ti mismo para decorar tu hogar, la construcción misma ayuda a estimular tu imaginación, creatividad, constancia, concentración, disciplina, y te otorga experiencia para crear barcos más detallados.

¡Podrías incluso diseñar maquetas propias! Pero antes de empezar, hay algunos detalles que se deben considerar.

¿Qué tener en cuenta antes de hacer una maqueta de barco?

Primero que nada tienes que considerar tres factores fundamentales para la construcción de maquetas: tiempo, paciencia y creatividad.

Construir una maqueta de barco puede tomar muchísimo tiempo, especialmente si empiezas desde cero, puede llegar a varias horas. Necesitarás ser paciente, ya que es posible que tu construcción no sea ideal a veces y tengas que desechar partes.

La creatividad puede no tener un rol tan esencial si decides construir guiado por un plano, pero te servirá si quieres darle algún detalle único a tu modelo, ya sea con piezas más extravagantes o simplemente agregando algo de estilo propio. Será indispensable si optas por construir tu modelo desde cero sin planos y con solo los diagramas más básicos.

Sobre todo, considera que la construcción de maquetas no es cuestión de recompensa inmediata.

Es un proceso que requiere tiempo, enfoque, cuidado y dedicación, que puede resultar en muchos errores (es casi garantizado para los principiantes, incluso con un plano), y cuya gratificación usualmente no es más que la finalización del mismo proceso de construcción.

A pesar de esto, la construcción de maquetas de barcos es una experiencia muy gratificante para quienes se dedican a ella. Tener en tus manos tu velero y ver la culminación de días de esfuerzo y constancia en la forma de un precioso barco miniatura, sabiendo que lo has hecho todo tú mismo.

Características importantes de un kit de maquetismo

Tablas: Asegúrate de mantener los paquetes individuales separados y que tengas suficientes cantidades para la maqueta; descubrir que tus tablas no coinciden en color o tamaño o que no tengas suficientes para tu maqueta puede resultar frustrante y hacerte perder horas de dedicación.

Para esto, mira el mamparo más grande de la maqueta (usualmente en medio del barco), y mide la distancia entre la quilla y la popa, calcula y súmale un 10% al resultado, luego mide el ancho del material y calcula cuántas tablas se necesitan.

Si te hacen falta más, ponte en contacto con el proveedor de tu kit de construcción.

Perchas y Mástiles: Primero comprueba que sean la estructura correcta para tu barco y que no tengan deformaciones; solo deja rodar la pieza sobre una superficie lisa. Las vetas pueden resultar en mástiles débiles que se rompen al tensarse con las cuerdas de la maqueta. Antes de usarlos tómate el tiempo de flexionar suavemente los postes para comprobar su calidad y resistencia, y considera reemplazarlos si no te convence su estado.

El color de la pintura no es tan importante a menos que quieras una paleta de colores específica para tu maqueta, pero sí deberías tener en cuenta que el mástil esté barnizado (en pre-fábrica o por ti mismo) antes de ensamblarlo.

Velas: Existen muchas variedades de colores, como un blanco, crema o marrón ligero que asemeja el color de la lona, pero también se puede pintar manualmente.

Hay varias maneras para preparar las velas, pero en sí es cuestión de cuánto esfuerzo quieras empeñar en la maqueta. Ten en cuenta que las velas son uno de los detalles más llamativos de una maqueta, aunque el observador no sea un aficionado detallista. Una alternativa puede ser darle al barco velas plegadas, o simplemente no incluirlas.

Instrucciones: Siempre trata de que el kit y sus instrucciones se encuentren en un idioma que puedas entender, pues el maquetismo puede hacerse un poco complicado y nunca está de más tener una guía. Estas deben contener indicaciones paso a paso para la construcción, incluyendo dibujos del proceso y el acabado que debe tener el barco.

A veces, un kit puede no tener instrucciones claras, o incluso ninguna. Esto ocurre especialmente con los modelos avanzados o diseñados para aficionados del maquetismo, con los que se asume que el comprador ya tiene la experiencia necesaria.

Pero es extremadamente raro que los kits para principiantes no tengan instrucciones detalladas. Compra este último si recién estás comenzando.

Planos: Estos son los diseños detallados del barco que estás construyendo, y deben incluir como mínimo esquemas de trabajo, dibujos con las medidas de la cubierta, planos de aparejos, y en el caso de modelos más costosos o avanzados, un libro de instrucciones con imágenes. El número de hojas de los planos debe corresponder con el nivel de dificultad del kit, y el detalle del barco que se está construyendo.

Si se llegan a presentar complicaciones con los planos, la mayoría de los proveedores o fabricantes de kits ofrecen apoyo para esos casos. Puedes contactarlos a través de correo electrónico, redes sociales, atención al cliente o una llamada y explicar tu problema, que usualmente es resuelto rápidamente con un envío de reemplazos para las piezas faltantes o dañadas.

Herramientas: Generalmente los kits de maquetismo incluye clavos y piezas similares. Se recomienda que estos solo se usen para el montaje temporal, como sujetar tablones húmedos hasta que el pegamento o la pintura se seque, y luego retirarse y desecharse inmediatamente.

Investigar: Nunca está de más investigar por cuenta propia. Existen muchas páginas web, y con suerte algún club de maquetismo local, que puedan apoyarte en tu nueva afición. Reiteramos que puede tomar algo de tiempo aprender a construir maquetas sin guías ni instrucciones, pero olvídate del tiempo y con al menos unas pocas horas invertidas en construcción o investigación al día llegarás a ese nivel.

Cómo hacer un efecto de maqueta en Photoshop

El efecto de maqueta realizado sobre cualquier fotografía en Photoshop es una manera divertida de presentar fotos de viajes, vacaciones, lugares, o hasta de tu propia ciudad. Aquí te contamos cómo lograr este efecto de manera sumamente sencilla, en pocos pasos para que hasta quien no ha utilizado jamás el programa pueda hacerlo.

Te puede interesar
Más sobre Arte y Cultura

Gracias por leer Cómo armar tu propia maqueta de barco, si te gustó esta nota, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y compartilo.

Te gusta esta nota?