Trucos para quitar manchas difíciles

Trucos para quitar manchas con elementos naturales

Hay manchas que son testarudas. Aplicamos limpiadores comerciales en todas las consistencias, colores y propiedades, y aún así persisten atentando contra la belleza de nuestros objetos. Pero nos queda otra solución, utilizar elementos naturales.

Aquí te contamos trucos de limpieza para el hogar que seguro querrás imprimir y tener siempre en cuenta cuando aparezca alguna de esas manchas difíciles de quitar. Ten en cuenta que para limpiar siempre debes utilizar paños suaves y secos, preferentemente de color blanco o que no destiñan. Además, puedes guardar tu cepillo dental viejo para raspar suavemente las partes talladas y pequeñas. También los cepillos de uñas son ideales para esto.

Elementos naturales para quitar manchas

Hay algunos desechos que nos ayudan a la hora de hacer la limpieza, por ejemplo, las cáscaras de huevo. Úsalas para limpiar el interior de frascos, floreros, botellas y otros. Para ello, agrégalas trituradas junto con agua (y vinagre, si fuera el caso), y deja actuar varias horas.

También contamos con elementos naturales para limpiar. Por ejemplo, la mayonesa es capaz de eliminar los restos de adhesivos sin necesidad de recurrir a solventes y alcoholes, mientras que el vinagre blanco de alcohol es el desengrasante más poderoso que podrás encontrar. El jugo de limón fresco es genial para blanquear y también para desinfectar todo tipo de elementos.

Puedes retirar el polvillo de tus pinturas y superficies delicadas posando por encima una rebanada de pan de molde blanco, moviéndolo suavemente y en una sola dirección.

Restaura la belleza de los utensilios de cobre, plata y latón frotando suavemente un poco de kétchup (cátsup). Frota con un paño suave y seco y deja actuar. Luego, enjuaga con agua templada y seca con toallas de papel: quedarán como nuevas.

El café y el té ya usados son astringentes geniales para limpiar las herramientas de jardinería y las de taller, y también puedes usarlos para recuperar las maderas rayadas, frotándolas con una pasta de café y té con unas gotas de aceite para bebés o de aceite de oliva.

Finalmente, en tejidos como alfombras, cortinas, sábanas y manteles, puedes retirar las manchas grasosas espolvoreándolas con fécula de maíz. Deja actuar, y luego aspira o retira con un cepillo seco. En manchas resistentes y de otros orígenes, repite el procedimiento reemplazando el almidón por bicarbonato de sodio.

Tips para quitar otras manchas difíciles

  • Algunos otros ingredientes no naturales pero de usos originales alternativos también podrán formar parte de tu batería de limpiadores. Por ejemplo, el lubricante de tipo WD-40 (el que se usa en las bisagras) es ideal para retirar manchas grasosas, como las de los crayones en los muros, así como el aceite de bebé, que es útil para quitar la tinta de las maderas sin dañarlas ni arruinar su laqueado.
  • Si te encuentras con goma de mascar pegada a la ropa, prueba primero enfriarlas para que se endurezcan, y retira cuanto puedas con un cuchillo de punta redondeada o una espátula. Luego, aplica un lubricante, como glicerina o aceite de bebé, y deja actuar unos minutos, para luego repasar con paños suaves y secos. Si hubiera restos, aplica detergente para la vajilla concentrado y retira con agua templada.
  • Las manchas de pinturas acrílicas son una de las más testarudas, y deben ser absorbidas ni bien aparezcan con toallas de papel. Para las manchas secas, prueba repasar con una mezcla de detergente para la vajilla concentrado y agua templada, repitiendo tantas veces como fuera necesario.

Si deseas leer más artículos similares a Trucos para quitar manchas difíciles, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?
17 valoraciones.
El 94% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social