Cómo soportar el calor en verano

Cómo aguantar el intenso calor

El verano trae consigo el calor. Eso es innegable: el verano es la época más calurosa del año, y debemos aprender a convivir con ello, pues no podemos modificarlo.

Si al calor propio del verano le sumamos los agregados del cambio climático actual, producto del calentamiento global, y sumamos también el respeto por el cuidado del ambiente y la falta de presupuesto para la climatización del hogar por medios artificiales, mayor aun tiene que ser nuestro empeño para lidiar adecuadamente con la estación calurosa del año.

Pero no debes desesperar, ni resignarte a pasar bochornos constantes. Hay muchos pequeños trucos que puedes poner en práctica para combatir el calor, y también para aprender a convivir con las influencias del sol y la atmósfera sobre nuestras vidas diarias.

Trucos para pasar menos calor

El primer truco es bajar nuestra propia temperatura. En el verano, y en particular en los días más calurosos, elige soluciones naturales. No sólo serán más respetuosas con el entorno y con tu bolsillo, sino que también son más efectivas.

El aire acondicionado, además de ser un gran gasto, puede poner en riesgo tu salud. Modifica las condiciones de humedad del aire interior de la casa y, también, acostumbra tu cuerpo a una temperatura y luego lo expone a un cambio brusco al cambiar de habitación, o peor: al salir de casa. Elige, en cambio, ventiladores para refrescarte, usando aplicaciones de humedad o humedeciendo tu piel y dejando correr el aire.

Vístete adecuadamente. Cuando sales de casa debes cumplir con cierto aspecto: elige telas livianas y colores claros, lleva el cabello recogido, y procura evitar el uso de cremas pesadas y alimentos grasosos o picantes. Luego, cuando estés en casa, aprovecha para tirar por la borda la estética: descalza tus pies y lleva las plantas al piso (las plantas de los pies ayudan a regular la temperatura del cuerpo, al refrescarlas también lo hará todo tu organismo), luce una falda amplia o un pantalón de telas livianas, y deja la mayor cantidad de piel expuesta.

La alimentación en verano

En las comidas, evita los alimentos grasos, de altos contenidos de carbohidratos, y también los pesados y picantes. Elige sabores ácidos y amargos, y consume la mayor cantidad posible de frutas y vegetales frescos y sin cocción. No comas en abundancia, para sentirte más liviano.

Debe la mayor cantidad de líquidos posible, al menos 2 litros diarios de agua. Puedes complementar con zumos o jugos de frutas, evitando los sabores muy dulces. Evita las bebidas calientes, y también las demasiado frías (que causarían un choque térmico en tu cuerpo). También trata de no consumir alcohol, ya que amplía tus venas y eleva tu temperatura en los primeros momentos.

Otros trucos para evitar el calor

- Abre las ventanas a primera hora de la mañana y a última hora de la noche, dejando cerrados los vidrios y hasta las persianas en las horas de mayor calor.
- Haz manualmente las tareas del hogar, de la cocina y otras, evitando el uso de artefactos eléctricos que emiten calor. Procura también evitar el uso de secadoras de cabello.
- Trata de no consultar la temperatura y el pronóstico a cada momento: ya sabes que tienes calor, no es necesario que también sepas exactamente "cuánto" calor tienes al ver un simple número en una pantalla.
- Mantén el cabello húmedo, humedece tus pies y tus manos, y también tu nuca. Esto te refrescará de manera inmediata y natural. Ten cuidado de no manipular elementos eléctricos cuando tengas el cuerpo húmedo o estés descalzo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo soportar el calor en verano, te sugerimos que visites nuestra sección Enfermedades y prevención.

Esta nota te fue útil?
11 valoraciones.
El 82% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social