Cómo cuidar e hidratar la piel en el verano

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo, y por ende quien recibe las mayores agresiones del exterior. En verano es muy atacada por el sol y el calor, por tanto es importante realizarle un cuidado intensivo.

Cómo cuidar e hidratar la piel en el verano

Cuidado e hidratación de la piel en verano

La piel es un órgano sensible, y al estar expuesto todo el tiempo a los agentes externos la hacen aún mas vulnerable. Sobre todo en el verano, ya que con el calor se deshidrata con mayor rapidez y pierde su elasticidad natural. Además, la transpiración hace que se encuentre mas húmeda y, por lo tanto, mas proclive a infecciones.
También se ha demostrado que la prolongada exposición al sol, sin ningún tipo de protección, predispone al cáncer de piel y el envejecimiento prematuro.

Por todo esto, en el verano es fundamental hidratar y limpiar la piel a diario, de manera suave y delicada. Y para prevenir la aparición de arrugas, bolsa u ojeras, se debe poner mayor atención en la zona que rodea a los ojos.

"Hay que realizar una hidratación de la piel cada vez que uno lo sienta necesario. La crema hidratante es indispensable para que no se reseque."

Pasos para cuidar la piel en verano

Los dos pasos indispensables para cuidar la piel en verano son:

Limpiar y tonificar: Las altas temperaturas y el calor reinante resecan la piel, al igual que las cremas solares. Lo ideal es usar cremas desmaquilladoras y tonificantes suaves, ya que necesita respirar. Esta tarea se debe llevar a cabo diariamente para lucir un rostro limpio y radiante.

Hidratar: Hay que realizar una hidratación de la piel cada vez que uno lo sienta necesario. La crema hidratante es indispensable para que no se reseque y pierda su luminosidad natural.

"Por la noche, aplica una crema para fortalecer la piel, así se aprovecharán las horas de sueño para que se regenere."

Otros consejos para cuidar la piel en verano

  • Utiliza una crema facial durante el día, para que la piel se mantenga tersa, y una hidratante para el cuerpo luego de cada baño. También hay que beber abundante agua para hidratar el cuerpo por dentro.
  • Por la noche, aplica una crema para fortalecerla, así se aprovecharán las horas de sueño para que se regenere.
  • Para cuidar el contorno de los ojos, lo ideal es usar una crema específica para esa zona, aplicando una mascarilla calmante o refrescante una vez por semana. Sus componentes darán a la piel mayor luminosidad y elasticidad.

Con estos simples consejos podrás lucir una piel protegida y espléndida durante todo el verano, y recuerda siempre mantenerte hidratada para evitar golpes de calor y otras condiciones de salud.

Seguir