Rutina para Mejorar las Mañanas

¿Quieres cambiar tus hábitos por las mañanas?. Entonces sigue este plan de acción y no te arrepentirás.

Plan de acción para mejorar las mañanas. Cómo mejorar la rutina en las mañanas. Rutina simple para despertarse.

Rutina para Mejorar las Mañanas

Cómo Mejorar la Rutina en las Mañanas

Puede parecer un poco duro de leer, pero es la verdad. Aquellas personas que han cread una buena rutina para mejorar las mañanas son mucho más productivas y el día les rinde mucho más.

Cuando te levantas temprano, rindes el doble, y tu negocio o emprendimiento tendrá más chances de triunfar. No olvides que el tiempo es uno de los recursos (por no decir el único) más importante que tienes a disposición. Y para todos es igual: 24 horas (o sus equivalencias en minutos y segundos).

El tiempo es un recurso escaso para los que quieren ser exitosos porque no lo saben aprovechar como corresponde. Una rutina productiva es aquella que comienza más temprano que las demás y finaliza en el momento adecuado. 

Tu rutina de las mañanas puede ser la encargada de que seas exitoso o fracases, según lo que realices. Puedes elegir quedarte en la cama cinco minutos más (y eso repetido varias veces) o cambiar tu día por completo con una rutina productiva

Plan de acción para mejorar las mañanas. Cómo mejorar la rutina en las mañanas. Rutina simple para despertarse.
Al mejorar la rutina por las mañanas ya no tendrás ganas de romper el despertador cuando suene.

© Depositphotos.com/elenathewise

"Cuando te levantas temprano, rindes el doble, y tu negocio o emprendimiento tendrá más chances de triunfar."

Pasos para una buena rutina a la mañana

Si quieres una buena rutina para mejorar tus hábitos en la mañana, sigue el siguiente plan de acción. Tal vez al principio te cueste un poco, pero cuando comiences a ver los resultados no querrás volver a lo que eras antes.

1. Cepillarse los dientes: Esto te lleva dos minutos. Es una actividad que te permite estar más limpio y preparado para afrontar el día. Quita las bacterias nocturnas y el mal gusto de la boca, así te sentirás todo un ganador.

2. Bebe un vaso de agua: Esto te lleva un minuto. Tu cuerpo necesita estar hidratado todo el día, empezando bien temprano en la mañana. Algunos indican que apenas nos levantamos es bueno beber agua, sin embargo, estarás llevando las bacterias de la boca al estómago. Primero cepíllate los dientes y luego bebe un buen vaso de agua fría, que además te despertará.

3. Medita: Esta acción requiere de siete minutos. Si bien hay personas que lo hacen durante media hora o más, con sólo siete minutos podrás conseguir buenos resultados. Te ayudará a comenzar la jornada con la mente clara y calmada. Si quieres después suma algunos minutos más.

4. Enfócate: Esta actividad de cinco minutos te sirve para pensar en las cosas que tienes que hacer durante la jornada. Se diferencia de la meditación porque esta práctica milenaria intenta que el cerebro quede en blanco. En el ejercicio siguiente, tienes que mentalizarte en las actividades para hacer y pensar de qué manera puedes ser más productivo y no perder tiempo. Haz notas mentales, como una especie de agenda, analiza qué logros quieres conseguir hasta la noche, determina de qué manera vas a alcanzar lo que deseas, etc.

5. Haz ejercicio: No te llevará más de siete minutos. ¿Sólo siete minutos de ejercicio? Si, porque para una rutina más extensa ya tendrás otro momento de la jornada. La idea es que el cuerpo se active, que los músculos se quiten la rigidez de las horas de sueño y que tu sangre circule con más rapidez. Muévete un poco, puedes bailar dos canciones que te gusten o saltar a la cuerda. Al finalizar, tu cuerpo estará lleno de energía.

Claves para crear una rutina y mejorar las mañanas. Rutina productiva para las mañanas. Cómo mejorar los hábitos en la mañana

Una buena rutina en las mañanas te servirá para despertarte feliz y ser más productiva.

© Depositphotos.com/lanakhvorostova

"Una rutina productiva es aquella que comienza más temprano que las demás y finaliza en el momento adecuado."

6. Estírate: Esta es la última actividad y te llevará únicamente dos minutos. Ganarás en flexibilidad y te ayudará a eliminar el estrés desde temprano. Además, si tienes un trabajo donde te lo pasas todo el día sentado, esto te servirá para movilizar los músculos y tendones. De pie, estira bien los brazos como tocando el techo, mueve la espalda, gira el torso para los costados, abre bien las piernas (lo más que puedas). Tendrás más flexibilidad, sufrirás menos contracturas y dolores, y podrás trabajar mejor.

Si sumas cada paso de esta rutina tendrás 24 minutos que pueden cambiar tu día a día. Sin dudas, una forma excelente de mejorar tu rutina por las mañanas. No necesitas levantarte mucho más temprano y en cambio, tendrás una buena cantidad de beneficios que no querrás perderte por nada del mundo.