Qué Tonos usar para Pintar espacios difíciles

Ciertos sectores del hogar son complicados en su decoración y pintura. Veamos que tonos y colores usar en estos casos.

Qué Tonos usar para Pintar espacios difíciles

Qué Tonos usar para Pintar espacios difíciles

Cómo pintar espacios difíciles

Llega un momento donde sentimos la necesidad de remozar nuestro hogar, modificando y adaptando la decoración general. Pero el presupuesto y los cortos tiempos intentan dificultarnos la tarea, y terminamos por dar unas buenas manos de pintura aquí y allá para cumplir, o aproximarnos lo más posible a la meta.

Consejos para pintar espacios complicados

  • Y en nuestro empeño, nos encontramos con espacios difíciles de remozar con pintura. Son lugares especiales donde la decoración se vuelve dificultosa, ya sea por su ubicación, sus dimensiones o por nuestro deseo proyectado; estos espacios van quedando relegados hacia el final de la labor.
  • Si se trata de habitaciones o espacios muy largos, como pasillos o habitaciones tipo "chorizo", podemos echar mano a la pintura con colores bien intensos a los laterales, para provocar la sensación de acortamiento del espacio.
    Podremos elegir colores tierra (marrones, Bordeaux) apagados. No olvides colocar plantas y algunos muebles de estatura media a alta.
  • Las habitaciones y espacios angostos requerirán de colores más frescos y vivaces, aunque de tonos pastel y no vibrante. Aquí incluimos los verdes y los celestes, y podremos aplicarlos sobre las paredes más largas de la habitación, para dar la sensación de mayor ancho.
    La decoración es muy importante: podemos poner cuadros y colgantes en las paredes más cortas, siempre de tamaños más bien reducidos. Los muebles deben ser dispuestos en formas diagonales o libres (no lineales), para dar mayor sensación de amplitud.
  • La altura del techo también es un factor a tener en cuenta. Si es muy bajo, debemos pintarlo con colores claros y frescos, incluyendo también al blanco y al gris claro, acompañando con elementos decorativos verticales de gran altura o largo (como cortinas o tapices), o bien un trabajo de pintura de rayas verticales en las paredes.
    Si, en cambio, el cielorraso es muy alto, podemos utilizar colores más oscuros e intensos, quizás en tonos tierra profundos, y acompañarlo con molduras en el mismo tono o gama.
  • Las habitaciones demasiado grandes deben ser pintadas en colores oscuros, aprovechando en esta estación los marrones, Bordeaux, dorados intensos y otros, mientras que las habitaciones pequeñas se favorecerán de los colores claros, como el blanco, los crema, y los tonos pastel (incluyendo amarillos, rojos claros, rosados, verdes y otros).