Por qué es importante jugar con tu hijo

La importancia de jugar con los niños

La vorágine diaria del trabajo, las tareas del hogar, las idas y vueltas de colegio, trabajo, y otras obligaciones, hacen que jugar con nuestros hijos se haga muy difícil, ya que las horas del día no nos alcanzan. La realidad también indica que, si nos organizamos y nos hacemos de un espacio para jugar, al final resulta muy difícil dedicarse a esa tarea, soltarse y meterse en ese mundo simbólico, con reglas sin sentido y fantasías tan diversas.

Para el niño, el juego es su principal canal de comunicación, así como su principal fuente de conocimientos e interacción. Poder sentarnos a jugar con ellos al menos un rato cada día, son momentos que nuestros hijos valorarán para toda la vida. Son el tipo de vivencias que moldean su personalidad, que les brindarán seguridad y confianza, las cuales los acompañará el resto de sus vidas.

Cómo hacernos tiempo para jugar

Lo principal es poder hacerse un tiempo. Para ello, puedes elegir los momentos sándwiches, por ejemplo, entre el fin de la cena y antes de acostarse. Es importante establecer con tu hijo ese tiempo: "bueno, jugamos dos partidas, y luego nos vamos a dormir". Establecer los tiempos ayudará a que te organices con el resto de las tareas, y a tu hijo a que no se sienta abandonado en el medio de un juego.

Es importante que en este tiempo que nos pongamos a jugar, lo hagamos en cuerpo y alma. Antes de dedicarnos a jugar, veamos que todo está bajo control y que no habrá algo que nos interrumpa en ese momento, por ejemplo, una hornalla prendida.

Una vez instalados, debemos prestar atención al juego que nos proponen. Escuchar lo que nuestro hijo nos está explicando, percibiendo sus elecciones y preferencias.

Vestirnos de niños para jugar

La vestimenta de trabajo aplica desde el comienzo una restricción, no solamente porque no se puede estropear, sino porque es el uniforme del adulto, y cuando jugamos, debemos ser niños.

Por otra parte, es adecuado poder estar cómodo, porque seguramente tengamos que estar sentados en el piso, o jugando en el pasto. Es así que debemos adecuar nuestra vestimenta, con algo cómodo y que se pueda ensuciar con facilidad. Recordemos que no deben existir limitaciones en cuanto a las reglas del juego que impone el niño, siempre y cuando éstas no atenten contra su salud o la de otros. Si jugamos con barro, bueno, juguemos con barro. También existe la posibilidad de disfrazarse, maquillarse, etc.

Una vez establecido el juego, también se podrá, desde el mundo adulto, y en los momentos adecuados, incorporar elementos de la realidad para incluir otro tipo de aprendizaje, amalgamando el juego con la realidad.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Por qué es importante jugar con tu hijo, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social