Cómo llevar el embarazo si eres diabética

Embarazo y diabetes

Queremos iniciar este artículo tranquilizando a las futuras madres con problemas de insulina: si una mujer con diabetes mantiene un riguroso control de su situación, tiene las mismas probabilidades de tener hijos que una persona totalmente sana. Sin embargo, es necesario que tomes nota de lo que debes tener en cuenta en este tipo de gestación, y por supuesto, hacer caso a todo lo que diga tu médico.

Algunas personas tienen diabetes previa al embarazo, pero otras son diagnosticadas después de concebir. Una de las razones que se atribuyen a este último caso es la mala alimentación, producto de los cambios hormonales.

No te mentiremos, es posible que al principio tus necesidades de insulina se reduzcan, pero luego tenderán a aumentar. También es posible que haya complicaciones vasculares, abortos y partos prematuros. No obstante, te repetimos que si existe un control metabólico es posible llevar todo a buen término.

Con este panorama te recomendamos cuidar muchísimo tu alimentación, para ayudar a evitar, en lo posible, problemas de obesidad en tu bebé y resistencia de los músculos a la acción de la insulina. Debes tener mucho cuidado de irte al extremo y sólo ingerir lo mínimo ya que esto también será contraproducente.

Consejos para controlar la diabetes en el embarazo

Evita las harinas y consume alimentos ricos en proteínas, como la carne, la leche y el pollo. Al contrario, si te limitas a comer grasas es posible que se reduzca desarrollo normal del feto, y por ende, que la glucosa sobrepase la cantidad que sus pequeños músculos pueden soportar. Consulta con un nutricionista siempre: en muchas ocasiones recomiendan varias comidas de poca cantidad.

También es de suma importancia que hagas ejercicios moderados, ya que ayudará a que los niveles de glucosa se mantengan bajos. Pregunta a tu médico qué tipo de ejercicios son adecuados para ti y tu bebé.

Si recibes inyecciones diarias para la diabetes, lo más probable es que se te indiquen que continúes pero con algunas modificaciones. También es posible que se cambie el tratamiento por píldoras.

Las mujeres diabéticas necesitan mucha más atención, así que deberás hacerte ecografías, monitoreos y controles de los movimientos del feto con mayor regularidad. En cuanto al parto, algunas mamás consiguen tener un parto normal, pero otras tienen un parto inducido por el médico. Esto te lo indicará tu gineco-obstetra.

Toma en consideración para futuros embarazos o si estás pensando en la posibilidad de tener niños, que si preparas tu cuerpo para este gran evento los riesgos se podrán reducir. Si aún no quieres quedar embarazada, la mayoría de las mujeres diabéticas pueden usar los anticonceptivos regulares.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo llevar el embarazo si eres diabética, te sugerimos que visites nuestra sección Embarazo y maternidad.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social