Cómo lavarse los dientes

Cómo lavarse los dientes correctamente

Con cepillos especiales que motivan al cepillado diario y repetido de los dientes, y cremas que auguran blancas sonrisas, lavarse los dientes es una de las lecciones de vida que aprendemos desde más pequeños. Pero aún asi, nunca está de más conocer las reglas básicas para mantener una correcta higiene bucal diariamente.

Cómo elegir el cepillo de dientes

Muchos especialistas coinciden en una cosa: lo más importante es el cepillado. En una época de mercados saturados en opciones de sabores, beneficios agregados y hasta presentaciones de cremas dentales, el cepillado sigue siendo lo más importante de este evento que se repite luego de cada comida, antes y después de dormir. Es por eso que debemos hacer una adecuada elección del cepillo dental. Este tiene que ser de medio a poco más de un centímetro, con cerdas suaves para los más pequeños, mientras que para adultos su tamaño puede ir de uno y medio a dos centímetros de largo, también de cerdas suaves.

En el mercado hallarás diversas opciones. Los más apropiados suelen ser los de mango ergonómico, que facilita su uso, y cabezales de cerdas en diferentes orientaciones para una mejor cobertura de la cavidad bucal. También los hallarás con complementos de gomas y otros, que blanquean los dientes y arrastran las suciedades sólo con el cepillado.

Los cepillos dentales eléctricos son también una buena elección, pues multiplican la movilidad del cabezal en contacto con los dientes al pasar el cepillo por la cavidad bucal, mejorando así el proceso de limpieza.

Cómo cepillarse los dientes

Después de comer, antes de ir a dormir o al levantarte por la mañana, comienza por enjuagar tu boca con agua limpia y fresca, para eliminar residuos sólidos y otras suciedades. Luego, humedece tu cepillo dental y colócale la crema elegida, para comenzar con el cepillado, que ha de durar unos dos minutos aproximadamente.

Los movimientos del cepillo deben ser cortos, suaves, en sentidos vertical y horizontal. En la zona de las muelas, por fuera y por dentro, cepilla de forma vertical, alejándote de la línea de las encías. Puedes realizar el mismo movimiento en los dientes frontales, por fuera. Sobre la zona de contacto de las muelas, los movimientos han de ser horizontales, recorriendo una y otra vez la superficie para una limpieza más adecuada.

Comienza por limpiar las superficies externas de toda la dentadura, primero de los dientes y muelas de arriba y luego de los de abajo. En el mismo orden, limpia las superficies internas, para finalmente higienizar la zona de masticación o de contacto.

Para una limpieza efectiva, recuerda cepillar suavemente las encías, la lengua y el interior de las mejillas, donde suelen depositarse numerosas bacterias causantes del mal aliento.

Finaliza la limpieza bebiendo sin tragar un sorbo de agua limpia, y enjuaga la boca haciendo buches. Puedes completar el proceso con el enjuague bucal por unos 60 segundos, eliminando así todo vestigio de bacterias presentes en tu boca. Luego de comer, tampoco olvides de usar hilo dental, para eliminar los residuos sólidos apresados entre los dientes.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo lavarse los dientes, te sugerimos que visites nuestra sección Salud bucal.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social