Kalanchoe, Planta que Cura el Cáncer

El Kalanchoe, ¿Planta que Cura el Cáncer?

La Naturaleza no deja de sorprendernos y de mejorar nuestra salud, y lo demuestra con el Kalanchoe, planta que cura el cáncer según el analisis reciente de varias investigaciones. Se trata de una especie que por años ha sido considerada una invasora de los jardines por su estética, pero que demuestra en numerosos estudios y tratamientos que logra detener la propagación y proliferación de las células cancerosas.

Conoce el kalanchoe y cómo está maravillando a la comunidad médica con sus asombrosos beneficios.

Características del kalanchoe

Se reconocen tres variedades con propiedades y aplicaciones medicinales. Estas incluyen:

  • El kalanchoe daigremontiana, conocido en algunos sitios como “aranto”, “Madre de miles” y, paradójicamente, como “espinazo del diablo”
  • El kalanchoe pinnata, llamado “la planta de Goethe”, “Hoja de aire”, “Ojarasín”, “Siempre viva” y “Yerba de bruja"
  • El Kalanchoe gastonis-bonnieri, conocido también como “Oreja de burro”
Kalanchoe, planta para el tratamiento del cáncer. Beneficios del kalanchoe para el cáncer. Curar cáncer con hojas de kalanchoe

© Depositphotos.com/MissUma

Imagen 1. Puedes aprovechar las propiedades del kalanchoe en ungüentos, infusiones, jugos o comerlo en crudo.

Se trata de plantas de la variedad de las suculentas, y se conforman en arbustos pequeños, de hojas perennes. Han sido mal consideradas por quienes buscan conformar jardines estéticos, pues son sumamente invasoras. Vale decir: cuando conozcas su capacidad a favor de tu salud, ¡sumarás como beneficio su gran capacidad de adaptación!

El kalanchoe es muy fácil de cultivar. Puedes obtenerlo a partir de semillas, de brotes, esquejes e hijuelos de sus hojas, y requiere de sol y de un riego reducido, adecuado al clima (siendo plantas tropicales, no soportan del todo las heladas ni los fuertes vientos). Posee flores coloridas de diversos colores, y aunque no es la planta más estética para la parquización de espacios verdes, resulta en una gran incorporación para tu jardín.

Si vas a cultivar kalanchoe en tu casa, aplica algunas medidas de precaución básicas, evitando el acceso de los animales a ella. Aunque podría ser una planta que cura el cáncer y con muchos beneficios para la salud, puede resultar tóxica o nociva para animales domésticos como perros, gatos y conejos, y su consumo reiterado suele provocar daños en el corazón de animales de mayor envergadura (como el ganado).

Usos del kalanchoe para la salud

Las hojas de kalanchoe se machacan, trituran y reducen a pastas que se aplican sobre la piel lesionada, favoreciendo la cicatrización y la regeneración de células saludables, evitando al mismo tiempo la renovación de células enfermas, entre las que se hallan las tumorales y cancerosas. También pueden consumirse en jugos e infusiones, ayudando a aliviar cuadros como la hipertensión, los cólicos renales o diarreas, y también se la usa como aliado en el tratamiento de enfermedades psiquiátricas como la esquizofrenia, los trastornos de pánico y ansiedad y muchas más.

Las hojas del kalanchoe también se machacan y aplican en la piel para el tratamiento de hemorragias, y resultan en una cataplasma antiinflamatoria y astringente, con eficientes propiedades antibacteriales. Además, alivia la molestia y la inflamación en quemaduras, en picaduras de insectos, golpes, úlceras y enfermedades de la piel. También es un efectivo antihistamínico, colabora en el tratamiento para la diabetes, y alivia las úlceras estomacales. Para este tratamiento se recomienda machacar no más de 10 gramos de hojas crudas y mezclarlas con una cucharadita de aceite, formando un ungüento.

Por su mayor capacidad de absorción de dióxido de carbono y su literal producción de oxígeno, se suele colocar tiestos con plantas de kalanchoe en la habitación de personas con afecciones respiratorias, tales como asma, alergias aéreas, y también durante la temporada de resfriados.

Pero además de sus compuestos saludables, los kalanchoes han sido analizados por años como una de las variedades más eficientes para la producción de biocombustibles, colaborando aún más con nuestra salud y la de nuestro entorno.

Propiedades del kalanchoe

El kalanchoe no es sólo una planta que cura el cáncer, sino que es un poderoso aliado para el bienestar de los organismos enfermos o saludables. Esto se debe a su composición, que suma triterpenoides (bufadienólidos), flavonoides y ácidos grasos, quinona, alcaloides y ciertas enzimas (como la catalasa). También nos brinda un gran aporte de minerales (calcio, magnesio, hierro, cobre y otros) y vitaminas (principalmente: vitamina C).

En el tratamiento del cáncer, el kalanchoe logra frenar la propagación de las células cancerosas, es decir: evita el crecimiento de la enfermedad dentro del organismo. Pero, al mismo tiempo, favorece la eliminación de las células enfermas, asistiendo a cualquier otro tratamiento que se esté ejecutando.

Cómo usar Kalanchoe para el tratamiento del cáncer

La manera más habitual de su uso es mediante la ingesta de las hojas crudas, a modo de ensalada, aunque también se las puede convertir en jugos crudos.

Como precauciones en el consumo, la mayor advertencia está en la cantidad, con una dosis diaria recomendada de 0,5 gramos de hojas frescas por cada kilogramo de peso de la persona, sin exceder los 30 gramos diarios, pues un consumo mayor sería tóxico para el organismo. Pero todo dependerá de tu condición particular, por lo que a menudo se recomienda una hoja por día solamente, y recuerda siempre consultar con tu médico antes de usar esta planta.

Además, se recomienda consumir la dosis en dos a tres tomas diarias, permitiendo al organismo procesar mejor estos compuestos y, también, realizar una acción continua en el combate contra el cáncer. También se aconseja evitar su consumo durante el embarazo, pues puede propiciar las contracciones uterinas e inhibir el parto.

La manera de utilizar el kalanchoe contra el cáncer es seleccionar las hojas más viejas (las de abajo en la planta) y consumir limpias y en crudo. También puedes mascarlas durante 30 minutos en ayunas, o preparar una infusión de una hoja por cada medio litro de agua, para beber a lo largo del día de a pequeñas cantidades y con el estómago vacío.

Siempre consulta con tu médico y nunca abuses de esta u otra planta para la salud. Aplicando la cautela y la moderación, podrás aprovechar los beneficios de esta planta que cura el cáncer y que fortalece el sistema inmune, sumando bienestar y alivio para muchísimas condiciones.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Kalanchoe, Planta que Cura el Cáncer, te sugerimos que visites nuestra sección Medicinas alternativas.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social