Cómo hacer un autoexamen de senos

Autoexamen de senos

El cáncer de senos o de mamas es un mal habitual en nuestras sociedades. La clave de la subsistencia es saber detectarlo a tiempo, y no hay mejor modo de controlar nuestra salud, que aprendiendo a realizarnos autoexamenes periódicos.

Practicarnos una autoexploración mensual en la región de los senos nos permite, a las mujeres de todas las edades, identificar protuberancias o desigualdades en el tejido mamario interno. En el caso de tumores, la detección temprana es imprescindible para su tratamiento y análisis. El 75% de los nódulos mamarios es benigno, mientas que existe un 25% de ellos que pudieran poner en peligro tu salud, tu bienestar, y hasta tu vida.

El momento más conveniente para practicar el examen de mamas es pocos días luego de finalizada la menstruación; en el caso de mujeres menopáusicas, en un día a elección, igual en cada mes.

Pasos para realizar el examen de mamas

Para realizar el autoexamen, comienza por pararte frente al espejo, con el torso descubierto y buena iluminación. Analiza las formas de tus senos, buscando protuberancias que pudieran ser visibles, o algún comportamiento, coloración o suceso extraño en los pezones. Deja los brazos a los costados del cuerpo, la espalda derecha, y los hombros relajados para una correcta visualización, tanto de frente como de ambos costados. Luego, coloca tus manos en las caderas, analiza nuevamente tus senos en detalle, y finaliza por colocar tus manos en la nuca, repitiendo la observación en profundidad.

Ahora recuéstate, cómoda, en una cama firme boca arriba. Coloca una almohada delgada o una toalla doblada debajo del omóplato derecho. Coloca la mano derecha detrás de la nuca, y con la mano izquierda palpa tu seno derecho. Coloca la mano centrada en el pezón y recorre la superficie con las yemas de los dedos, dando pequeños movimientos circulares, con una presión suficiente como para verificar si el tejido mamario interno se nota irregular. Recorre toda la superficie del seno, en diferentes direcciones con las yemas de los dedos, llegando hasta el área de la axila, inclusive.

Analiza del mismo modo la zona del pezón, y finaliza por apretarlo suavemente, verificando supuraciones o sangrados. Repite este ejercicio llevando la mano izquierda detrás de la nuca, y analizando con la derecha el seno izquierdo. Recuerda cambiar también la almohada o la toalla doblada al hacer la revisión, ya que esto permite elevar el tejido mamario adecuadamente, para una mejor exploración.

En este video puedes conocer más información y observar en detalle cómo se realiza un autoexamen mamario.

Displasia mamaria

Las formaciones en las mamas son muy habituales. De hecho, la condición llamada "displasia" está presente en cerca del 60% de las mujeres de entre 30 y 50 años de edad. En la mayoría de los casos, se trata de una condición benigna, que ni siquiera es notada por las mujeres. Sin embargo, la autoexploración de las mamas también te permitirá reconocerla, pudiendo darle tratamiento para aliviar su sintomatología sin dificultad.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un autoexamen de senos, te sugerimos que visites nuestra sección Enfermedades y prevención.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social