Cómo Espumar Leche

Cómo Espumar Leche en Casa

Cuando aprendas a espumar leche, verás que ya nunca más volverás a servirla sin más a tus cafés y bebidas. Aqui te enseñaremos técnicas muy simples usando el ingenio y lo que tengas en casa.

Si te gusta disfrutar de los capuchinos, café expreso y mochas con espumita, aquí te enseñamos 3 técnicas caseras para vaporizar la leche fácilmente y en segundos.

¿Qué es espumar la leche?

Seguro has visto que las máquinas de expreso de las cafeterías tienen un adminículo en la forma de una boquilla que usan para “calentar” la leche. Pero no es esa su única función; mediante una válvula, esta boquilla deja salir vapor a gran presión, que ademas de calentarla, forma una especie de batido que modifica su consistencia y textura. El resultado es una leche con un poco más de cuerpo, espumosa y cremosa, razones por las cuales puede “flotar” fácilmente sobre el café frío o caliente, y nos deja divertidos bigotes blancos luego de ese primer sorbo.

Espumar leche para capuchino. Vaporizar leche en casa. Técnicas para espumar leche en casa. Cómo vaporizar la leche para hacer capuchino

© Depositphotos.com/mrsiraphol

Imagen 1. Al espumar la leche lograrás que tenga más cuerpo y textura. Flotará sobre el café y podrás crear diseños sensacionales.

En estos tiempos ya no es necesario tener una enorme máquina de café para vaporizar la leche. En el mercado se vende una especie de mini batidora del tamaño de un molinillo de café eléctrico que logra el mismo efecto espumoso y caliente. Si eres un amante del café, esta será una excelente inversión en tu cocina.

3 formas de espumar la leche sin máquina

Si no quieres comprar un vaporizador eléctrico, o si sólo usas leche con espuma esporádicamente y no te apetece hacer esa inversión, aquí tienes algunas técnicas caseras para vaporizar leche.

1. En cafetera: Las cafeteras francesas (de émbolo) te ayudarán a crear la espumita de leche para tu café. Sólo debes calentarla hasta que esté casi en el punto de hervor, y volcarla sobre la cafetera. Pon la tapa, baja el disco de filtro, y vigorosamente sube y baja por sobre el nivel del líquido. Repite durante no menos de 10 segundos, con energía, y verás que este batido deja la leche con espuma y más aireada. Recuerda trabajar de a poca cantidad, para lograr un mejor efecto.

2. Con batidor: Otra forma de espumar leche en casa es verterla en una olla pequeña y calentarla justo hasta el punto de hervor. Regulando la temperatura, bate con un batidor de alambre (batidor de varillas) o usa una licuadora de inmersión, moviéndola hacia arriba y abajo, para crear la espuma y darle más cuerpo a la leche.

3. En un jarro: La tercer técnica te permite vaporizar leche en un frasco con tapa. Llénalo hasta la mitad con leche, y caliéntala a baño María o directamente en el microondas, cuidando de que no se rebalse. Cuando esté muy caliente, con cuidado de no quemarte, pon la tapa bien firme, y agita vigorosamente por unos 20 segundos. Repite el calentar y agitar conforme sea necesario hasta lograr la maravillosa espuma y el cuerpo que buscas.

Recuerda que la espuma se desvanece si no la usas de inmediato. Lo mejor es prepararla junto con el tipo de café que vayas a hacer, o justo antes de servirlo en su taza. Así, podrás vaporizar leche en casa con los mejores resultados.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Espumar Leche , te sugerimos que visites nuestra sección Infusiones.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social