Cómo Cultivar Zanahorias

Guía para Cultivar Zanahorias en Casa

Cultivar zanahorias puede ser una de las mejores decisiones que tomes para tu huerto hogareño. Son relativamente fáciles de cuidar, puedes iniciar la tarea a partir de los restos, y lo mejor es que tendrás en tus platillos uno de los vegetales más valiosos para tu nutrición.

Veamos a continuación cómo sembrar zanahorias, preparar la tierra, y de qué manera cuidarlas para obtener especies sabrosas y nutritivas.

Cómo preparar la tierra para cultivar zanahorias

Las zanahorias requieren de cierto espacio para su cultivo, pues cada una necesita de su propio sitio. No es una planta que crezca y brinde más de un producto por vez. Lo bueno es que no poseen demasiado despliegue vertical, por lo que puedes cultivarlas fácilmente en balcones, azoteas, huertos de cajón y otros, sin que invadan tus ambientes.

Cultivando zanahorias en un huerto hogareño. Claves para cultivar zanahorias en macetas. Cómo cuidar las zanahorias del huerto casero

© Depositphotos.com/maxsol7

Imagen 1. Al recolectar zanahorias, límpialas con paños secos, corta los verdes, y conserva en un sitio seco y fresco hasta consumir.

Con respecto de la tierra, debe tener buena cantidad de composta o material orgánico que la abone lenta pero constantemente. También, un mantillo aflojará la tierra, lo que evitará que se compacte y que impida el buen desarrollo de tus zanahorias.

Cómo sembrar las zanahorias

Elegido el contenedor y preparada la tierra, puedes comenzar a sembrar zanahorias con semillas que compres en tiendas especializadas. Colócalas a una profundidad de unos 3 centímetros, y con buena separación entre ellas (al menos el largo de tu mano).

Aunque las zanahorias crecen hacia abajo, necesitan espacio a su alrededor para asegurar riego y nutrientes. También, verifica regularmente que el suelo esté “suelto” y no compacto.

Cómo cuidar las zanahorias durante su cultivo

Las zanahorias necesitan de un ambiente constantemente húmedo. La tierra nunca debe secarse, pero tampoco debes regar de más ni mantener enfangado el terreno (embarrado). Ya que la composición del suelo es suelta probablemente tenga buen drenaje.

Es mejor regar con poca cantidad, una a dos veces por día o con la regularidad que lo necesite, para asegurar el grado de humedad adecuado. Complementa “infusionando” en el líquido los desechos orgánicos de tu cocina, como té, café, pieles de frutas, vegetales y otros similares (crudos), para luego filtrar y usar junto con el agua de riego.

La temperatura del cultivo no debe ser demasiado fría. Si vas a cultivar zanahorias en invierno puedes hacerlo en un invernadero, o mejor en cultivos en reparo, bajo techo o dentro de casa. Verifica que la planta reciba sol, un poco directo e indirecto, para que tenga un entorno algo cálido y fomentes su mejor desarrollo.

Ten en cuenta las zanahorias son irresistibles para los animales, tanto los salvajes como los domésticos. Un simple cerco alrededor de la zona puede ser una buena protección, y si tu ciudad tiene roedores y animales excavadores silvestres, lo mejor será cultivar las zanahorias en cajones de cultivo, elevados y separados del suelo.

Cómo cosechar las zanahorias en casa

En general, y en buenas condiciones, algunas zanahorias estarán listas para su recolección a partir de los 30 días. Otras lo harán a los 60 días, aproximadamente.

Ya que no puedes verlas (están bajo tierra), mueve un poco el suelo alrededor de la base de la planta visible para buscarlas. Verifica su diámetro y que tenga un color anaranjado brillante. Recoléctala cuando la notes grande y con buena textura. Si las retiras antes de su total maduración igual tendrían buen sabor, salvo que no habrán alcanzado su tamaño final.

No lo dudes, cultivar zanahorias en casa es una excelente decisión porque son fáciles de cuidar, y tendrás vegetales sabrosos para tus platillos en muy poco tiempo.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Cultivar Zanahorias, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social