Cómo cuidar la Capa de Ozono

La responsabilidad de cuidar la capa de ozono

Crear conciencia es el primer paso para comenzar a cuidar nuestra “agredida” capa de ozono. Cada uno debe responsabilizarse del uso y abuso de ciertos productos que actúan de manera negativa sobre la naturaleza.

Podemos hacer mucho y de manera muy sencilla para ayudar a salvar nuestra capa de ozono. Con estas sencillas pautas podemos potenciar un efecto dominó que obligará a los fabricantes a no seguir elaborando productos que dañen nuestro mundo.

Hábitos para cuidar la capa de ozono

Hagámonos eco de la conocida frase “todo largo viaje comienza con un primer paso”

  • Evita la compra y posterior consumo de los aerosoles o spray en cuya composición intervengan gases clorofluorocarbonos (CFC)
  • Evita el uso de extintores que contengan halones, sustancia muy agresiva para la capa de ozono.
  • Controla que el material aislante que compras no contenga (CFC), en su lugar puedes usar corcho aglomerado oscuro, que cumple la misma función y no contamina el medio ambiente.
  • Realiza un buen mantenimiento de los aires acondicionados, ya que su mal funcionamiento provoca la fuga de CFC a la atmósfera.
  • Llama a un técnico si notas que el congelador no congela como es debido, ya que puede tener fugas. Lo mismo ocurre con el aire acondicionado del auto.
  • Si vas a comprar una heladera o un aire acondicionado nuevo, opta por los que no contengan CFC.
  • Si tienes conocimientos de que en algunos sembrados y cultivos se utilizan productos con bromuro de metilo, tienes la obligación de denunciarlo, ya que están contaminando.
Hay también otras acciones que ayudan a disminuir la contaminación del aire que respiramos:

  • Limita el uso del automóvil y de otros aparatos como compresores, maquinas de césped a explosión, etc.
  • Si es indispensable salir con el auto, diagrame un itinerario que le permita hacer el recorrido más corto. De paso ahorras dinero.
  • Utiliza medios de transporte alternativos: colectivos, bicicleta, o simplemente camina.
  • Disminuye el uso de la calefacción y el aire acondicionado.
  • Compra artefactos para el hogar y bombillas de menor consumo, además de contaminar menos, ahorraras en tu factura de luz.

Todos podemos colaborar en el cuidado del medio ambiente. Antes de exigirle a los gobernantes que realicen políticas para cuidar la capa de ozono, comencemos nosotros mismos aportando nuestro granito de arena.

Gracias por leer Cómo cuidar la Capa de Ozono, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
835 valoraciones.
El 84% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social