Cómo proponernos nuevas metas

Consejos para proponernos metas nuevas

Proponernos nuevas metas en la vida adulta suele ser una tarea difícil de encarar, en especial cuando lo hacemos en la mera busca de inspiración y movimiento. Veamos algunas formas de ponernos en acción, planificando nuevas acciones y proponiéndonos nuevos objetivos para continuar siempre avanzando hacia el bienestar y la superación personal.

Proponernos metas nuevas es el motor que propulsará nuestras acciones, y nos ayudará a enfocar nuestra energía hacia un objetivo específico y beneficioso. Esto nos será de gran utilidad en períodos carentes de inspiración y motivación, luego de contratiempos, o en épocas de tedio y demasiada calma.

Cómo proponer y cumplir metas

  • Cuando nos proponemos metas nuevas debemos encararlas con optimismo y esperanza. Debemos ser, claro, realistas con la meta propuesta, y no entregarnos a deseos inalcanzables. Seguro que podríamos llegar a ser astronautas, pero si nuestra meta es convertirnos en astronautas dentro de los próximos tres meses, lo único que lograremos será perder el interés y la motivación en la tarea.
  • El lapso propuesto será, en definitiva, lo que haga que nuestra "ideología" o nuestro "deseo" se conviertan en una "meta". Debemos definir un objetivo (una acción, lo que sea), y destinar un lapso de tiempo para cumplirlo. En la formulación inicial, debemos plantearnos la meta como "voy a tener o hacer tal cosa, en tanto tiempo".
  • Nuestra meta u objetivo debe ser claro. Ya que es un desafío que nos estamos proponiendo a nosotros mismos, debemos ser específicos, y guiarnos por una necesidad puntual, por una carencia o por una motivación especial. Si queremos vencer el aburrimiento, debemos establecer una meta motivadora; si queremos mejorar en un aspecto específico, debemos plantearnos este objetivo a partir de esa necesidad, siendo claros y honestos al respecto.
  • Luego, debemos entregarnos a la tarea. De nada servirá proponernos una meta si no tenemos el impulso de cumplirla. Por ello, podemos ayudarnos estableciendo períodos diarios, o con la regularidad que sea adecuada, para darnos a esta labor.
  • Por ejemplo, si lo que queremos es mejorar nuestras aptitudes para un deporte, podemos destinar tres horas a la semana para su práctica, y una hora más para el estudio o el análisis del material disponible. Si queremos, en cambio, mejorar nuestra cultura general, podemos designar una hora diaria para la lectura de material de interés. De este modo, destinaremos el tiempo necesario y óptimo para llevar a cabo las labores que nos irán acercando a la meta en el tiempo justo.
  • Proponernos nuevas metas es posible, y cumplirlas será alentador, gratificante y muy motivador para nuestro bienestar. Te invitamos a proponerte nuevas metas, y a ponerte en marcha en su cumplimiento desde hoy.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Cómo proponernos nuevas metas, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 88% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social