Cómo preparar la sala de estudios para la vuelta a clases

Salas de estudio

La vuelta a clases invita a una renovación de la decoración del hogar. Las habitaciones y las salas comunes parecen buscar renovarse, esperando la llegada del otoño, y las oficinas hogareñas y cuartos de estudios tienen nuevas energías. Resta entonces darles un nuevo aspecto, para que resulten más atractivos y funcionales que nunca.

Consejos para armar una sala de estudio

Al planificar el diseño de una sala de estudios, o al renovar la sala de uso actual, puedes realizar modificaciones pequeñas o grandes. Dependerá de las necesidades y los cambios en las modalidades de estudio de nuestros hijos: los más pequeños requieren, por lo general, mesas amplias en las que puedan pintar, recortar y hacer tareas semejantes, mientras que los adolescentes necesitarán de una mesa bien iluminada, incluso inclinada, para dar paso a tareas de lectura, resúmenes y otras actividades.

Muebles. A la hora de preparar la sala de estudios, debemos prestar atención, primariamente, al mobiliario básico. La mesa o el escritorio debe ser amplio y confortable, bien estable y sin elementos decorativos perturbadores. Si más de un niño utilizará esa sala, cada uno debe tener su propio espacio para estudiar y trabajar, sin interrumpirse uno al otro. También deben contar con su propia silla, que invite a su estancia en ella.

Iluminación. La iluminación de la sala de estudios debe ser suficiente; las luces no deben ser demasiado brillantes, pero tampoco cálidas por demás. Se debe priorizar el uso de luz natural en la zona de estudio, para tener prevista una lámpara bien adecuada para el horario nocturno.

Decoración. En lo que respecta a la decoración general, la misma debe ser atractiva, que invite a ingresar, pero sin ser algo que distraiga demasiado. Aunque hayan pasado las vacaciones hace poco, debemos evitar lucir objetos decorativos comprados en el pasado viaje. Fotos, afiches de lugares, situaciones ocurridas en el verano y demás imágenes, deben quedar excluidas de la sala de estudios ya que pueden dispersar al estudiante. En lugar de ello, podemos decorar con mapas, elementos relacionados al estudio, o incluso aquellos que representen los logros académicos o deportivos del año anterior (te recomendamos tapizar la silla con un mapa, algo totalmente original e inspirador).

Ahora que hay que volver a clases y empezar de nuevo, podemos complementar la decoración con cajoneras o sectores de guarda, para mantener los elementos de trabajo bien ordenados desde el comienzo del ciclo lectivo. Aprovecha este momento para hacer compras de librería a bajos precios, anticipándote a las labores de todo el año. Y si puedes hacerlo mucho antes que los demás, mejor, ya que las semanas previas al inicio escolar las tiendas suelen estar atestadas de gente.

Finalmente, invita a tus niños a dar algún toque decorativo personal, para que se sientan más a gusto y confortables en la sala de estudios que los acompañará a lo largo del año lectivo.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo preparar la sala de estudios para la vuelta a clases, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?
9 valoraciones.
El 78% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social