Cómo preparar la casa ante la llegada de un bebé

Llegada de un bebé

La llegada de un bebé a la familia es digna de ser celebrada con toda pompa, y podemos preparar la casa empezando cuanto antes a acondicionarla para su arribo. También la economía se verá afectada, pero el hogar necesitará de grandes cambios y reacomodamientos. En esta nota tenemos algunas ideas muy prácticas, en especial para los padres primerizos que quieren remozar sus hogares y dejarlos listos para cuando la familia se agranda.

Ideas para acondicionar la casa ante la llegada de un bebé

En este tarea de preparar la casa ante la llegada del bebé, debemos tener en cuenta, ante todo, la comodidad y la practicidad para los padres y cuidadores primarios. Debemos procurar espacios y ambientes de libre circulación, en los que los elementos de uso estén siempre al alcance de la mano, pero bien resguardados. Para ello, nos desharemos de los muebles y objetos a los que no demos tanto uso, para reemplazarlos por muebles de guarda sencillos, seguros y más útiles.

Por ejemplo, el cuarto de baño debe tener espacio suficiente para los elementos de higiene principal, y que estén bien a mano, sin complicaciones y sin interrumpir el uso de los demás integrantes de la familia.

El cuarto de bebé debe cumplir con las mismas condiciones: debe ser un espacio abierto y cómodo, donde tengamos los pañales, las mamaderas, los bolsos, cambiadores, y hasta los centros de esparcimiento y ejercitación, sin obstruir el paso, y siempre al alcance.

Para preparar la casa en lo referente a seguridad, podemos comenzar cuanto antes a realizar aquellas refacciones necesarias. Los enchufes son algunos de los elementos más problemáticos para los padres. Hay quienes se deciden por picar las paredes para elevarlos, de modo que no queden al alcance del bebé durante sus primeros años de vida, y hay quienes optan por una solución más práctica; colocar tapas y trabas de seguridad que impidan cualquier peligro.

Con respecto a reparaciones, ampliaciones, pinturas o colocación de papel tapiz, lo mejor es hacerlo cuanto antes. Ello se debe a que debemos preparar el hogar con el tiempo suficiente para dejar ventilar las áreas: el cuarto del bebé o cualquier habitación donde él o ella permanezcan debe estar limpia, bien ventilada y libre de polvillos, olores a pintura fresca o cualquier otro despojo que pueda ser dañino o nocivo. Por ello, un mes y medio o dos meses antes del nacimiento del bebé, ya debemos tener listos estos arreglos, para contar con toda seguridad y tranquilidad.

Finalmente, si hay mascotas en casa, lo más seguro es mantenerlas lejos del recién nacido durante sus primeros meses, ya que el pelaje de perros y gatos puede propiciar una reacción alérgica o un ahogo al pequeño. Si solemos tener a la mascota dentro de casa, entonces acondicionaremos el cuarto aspirándolo en profundidad, retirando cualquier pelo o polvillo y pelusa, y mantendremos la puerta cerrada, evitando que la mascota se haga presente allí durante los primeros meses.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo preparar la casa ante la llegada de un bebé, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social