Cómo hacer para no roncar

Cómo evitar los ronquidos

Los ronquidos se producen por un excesivo cierre de las vías respiratorias durante los momentos en los que se permanece dormido. Además de poder revelar algún tipo de problema, también son molestos, en especial para quienes duermen junto al que ronca.

Para quienes padecen este inconveniente, veremos una serie de consejos para curar o, en el peor de los casos, reducir este molesto sonido.

Trucos para no roncar

  • Reducir el consumo de alcohol: El alcohol es uno de los peores enemigos a la hora de roncar, y si lo combinamos con el tabaco, haremos que las vías respiratorias se inflamen más de lo normal. Lo mejor es reducir su consumo al mínimo.
  • Perder peso para no roncar: El exceso de peso es otro factor determinante en los ronquidos. Hay personas que con tan sólo perder peso solucionan definitivamente el problema de los ronquidos.
  • Mantener la cabeza elevada durante el sueño: Al relajarse la zona de las vías respiratorias, nos encontramos con que las mismas quedan más obstruidas de lo normal. Elevar la cabeza evita, además, que la parte trasera de la lengua obstruya más aún estas vías, permitiendo así una fluidez más estable del aire que entra.
  • Utilizar aceites esenciales contra los ronquidos: Existen aceites esenciales como la menta, el mentol y el eucalipto, que nos ayudan a abrir nuestras fosas y respirar con más normalidad. Si los utilizamos todas las noches podremos comprobar una gran mejoría.
  • Modificar la posición al dormir: Por norma general, dormir boca arriba aumenta el ronquido; lo ideal es hacerlo de lado o boca abajo. Este sistema también puede acabar con los ronquidos por completo.
  • Evitar tomar lácteos antes de acostarse: Aunque no es un caso muy generalizado, el consumo de productos lácteos por la noche hace que algunas personas generen una mayor cantidad de mucosidad en la garganta, lo cual puede llevar a una mayor obstrucción de las vías respiratorias y provocar una mayor cantidad e intensidad en los ronquidos.
  • Dejar de fumar para no roncar: Sin duda, el enemigo por excelencia del ronquido es el consumo de tabaco. Al fumar, los tejidos de la garganta se inflaman, y los pulmones se congestionan en exceso, llegando a producir importantes taponamientos en las vías respiratorias.
    La mayor parte de la gente que fuma, al dejar el hábito, soluciona por completo el problema del ronquido, desapareciendo el molesto ruido y vibraciones en pocos días, ya que el cuerpo tiene una gran capacidad para recuperarse.
  • Realizar un lavado nasal: Otra opción interesante es la de hacerse un lavado nasal justo antes de acostarse. En la farmacia encontraremos jeringuillas nasales a las que añadiremos agua ligeramente caliente con sal.
    Gracias a esto eliminaremos todas las mucosidades así como los restos que se han ido acumulando durante el día. Este truco es especial para momentos en que se padece un resfriado o sinusitis.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer para no roncar, te sugerimos que visites nuestra sección Calidad de Vida / Autoayuda.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 83% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social