Recetas de Dulces para Halloween

Cómo hacer Dulces para Halloween

La Noche de Brujas es un momento especial en que festejamos y nos llenamos de los más deliciosos dulces para Halloween. Es una celebración única para los niños y también para los mayores, con disfraces, historias de miedo y decoraciones fantasmagóricas de todo tipo.

Para que tu hogar esté completo no debe faltar una mesa de dulces, con estas sabrosas y llamativas recetas que puedes preparar en casa.

5 Recetas de dulces para Halloween

Apunta estos 5 dulces sabrosos para Halloween, y maravilla a tus invitados en esta mágica noche:

Dedos de bruja con mazapán

Haz unos 8 dedos de bruja con los siguientes ingredientes:

- 200 gramos (unas 7 onzas) de mazapán, comprado o casero (conoce la receta aquí)
- 8 almendras enteras
- Colorante vegetal rojo de uso gastronómico (y pincel)
- Algunos palillos o estecas para decorar
- Azúcar en polvo para facilitar el trabajo.

Recetas faciles para hacer dulces de Halloween. Guía para preparar dulces caseros en noche de brujas.
Imagen 1. Añade arañas de juguete, fantasmitas y lo que se te ocurra para ambientar la mesa con los dulces de Halloween

Prepara o amasa para ablandar tu mazapán, y corta en tubos con la forma de dedos, marcando los pliegues de las falanges con la esteca. Humecta un extremo y coloca allí una almendra pelada, pintada con colorante rojo. Pinta el otro extremo con el mismo color, y tendrás unos sangrantes y deliciosos dedos de brujas para servir con tus dulces para Halloween.

Fantasmas de merengue para Halloween

Prepara un merengue clásico con 2 claras de huevo (a temperatura de ambiente), 3/4 de taza de azúcar en polvo o pulverizada, una cucharadita de extracto de vainilla o del sabor que quieras, y 1/8 de cucharadita de crema tártara (opcional).

Ya bien batido y firme tu merengue, colócalo en una manga de repostería, y dibuja las formas de simpáticos fantasmitas sobre una placa para hornear. Lleva al horno muy bajo por una a dos horas, hasta que veas que los merengues se hinchan, se dora apenas la base y se notan firmes y algo opacos.

Usando pinceles y colorantes vegetales, pinta los círculos negros de los ojos, o adhiere confites negros y pequeños con glasé real o chocolate fundido. Listo, ya tendrás unos fantasmas deliciosos en tu mesa de dulces para Halloween.

Calabazas de gelatina para la noche de Brujas

Estos son uno de los más fáciles dulces para Halloween: sólo debes preparar gelatina de color anaranjado según las indicaciones del envase, y colocar en un molde plano y grande, para hacer un bloque de gelatina de baja altura.

Una vez bien firme, corta círculos y retira los ángulos para imitar la forma de una calabaza, espolvorea con azúcar granulado e inserta confites alargados o palitos de caramelo teñido de verde, para imitar el tallo de la calabaza.

Murciélagos de malvavisco

En la Noche de Brujas no pueden faltar los murciélagos, en especial si son dulces. Prepara malvaviscos con la receta tradicional, agregando colorante negro para repostería.

Mientras se afirman y reposan, colorea azúcar en polvo colocándola en la licuadora o en la procesadora con una gota de colorante negro, y espolvorea los malvaviscos y el molde de cortante para galletas con forma de murciélago, para hacer figuras bien prolijas y fáciles de colocar en un plato de color naranja o rojo, espeluznante y delicioso.

Dulce de maíz para Halloween

Quizá el más tradicional de los dulces para Halloween es el corn candy o dulce de maíz. Aunque prepararlo es muy fácil, puedes lograr una imitación mucho más rápida haciéndolos con malvaviscos en miniatura, de los comprados, o también con malvaviscos caseros.

Córtalos en triángulos pequeños, logrando una forma cónica si puedes, ayudándote con azúcar en polvo. Humecta un pincel en el colorante amarillo y pinta un tercio de la altura de cada cono, desde la base. Limpia el pincel, toma colorante anaranjado, y pinta el tercio del medio de los conos, dejando la punta en blanco. Deja secar muy bien antes de proseguir al siguiente color, y sirve tus corn candy de imitación en tu mesa de dulces para la Noche de Brujas.

Presentación de los dulces para Halloween

Si vas a organizar una fiesta en casa para la Noche de Brujas y quieres ofrecer tus dulces caseros a todos los invitados, entonces recuerda la regla de oro: la presentación es fundamental.

Prueba sirviendo las golosinas en tazones de chocolate: funde chocolate blanco, agrégale un poco de colorante anaranjado y deja templar unos instantes, mientras inflas pequeños globos de agua (aunque con aire) al tamaño que quieras imitar para tus tazones.

Sumerge los globos hasta la mitad de su altura en el chocolate, eleva y deja escurrir y, cuando ya no gotee el chocolate, pósalos sin más sobre una placa apenas engrasada, o una mesada de piedra mármol limpia y seca. Deja enfriar.

Cuando el chocolate haya solidificado, retira el globo (puedes poncharlo) y decora adhiriendo ojos comestibles de pasta de azúcar con glasé real, o pintándolos con colorante vegetal líquido en el diseño que prefieras dar a tu pequeña "calabaza" de chocolate con dulces para Halloween.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Dulces para Halloween, te sugerimos que visites nuestra sección Eventos y regalos.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social