Cómo estimular la creatividad de un niño

La creatividad es muy importante en la niñez, pero una capacidad que con la "educación" suelen ir perdiendo. Aprende a estimular su desarrollo creativo.

Cómo estimular la creatividad de un niño

Cómo estimular la creatividad de un niño

La creatividad de los niños

Los niños, por el solo hecho de ser niños, son muy creativos. Ven el mundo desde una perspectiva pura y sin paradigmas complejos o expectativas dañinas, por lo que pueden volar con su imaginación hacia mundos que sólo ellos conocen.

Algo terrible pasa a medida que van creciendo y se van enfrentando a las realidades del día a día. Muchos padres y maestros no comprenden el valor de mantener la creatividad del niño, y muchas veces toman actitudes que truncan su desarrollo.

Consejos para estimular la creatividad en los niños

Para poder estimular la creatividad de un niño, primero debes mantener una mente abierta, flexible y tolerante sobre sus ideas, permitiéndole desarrollarse y crecer en su mundo interno.

Cómo estimular la creatividad de un niño
Cómo estimular la creatividad de un niño

"Los niños, por el solo hecho de ser niños, son muy creativos, ya que ven el mundo desde una perspectiva pura y sin paradigmas."

Por ejemplo, si el niño quiere dibujar un sol cuadrado, lo cual no va con los estereotipos, no lo corrijas, permite que se exprese en la forma que lo desee.

Es importante proveer al niño de los materiales necesarios para que exponga su creatividad, como así también leerle libros de cuentos, y permitir que cree canciones e historias.

Otra idea es compartir actividades culturales, como museos para niños, canciones infantiles, paseos en la naturaleza, entre otros; todas éstas permiten que el niño pueda experimentar y crear desde una fuente sana.

"Para poder estimular la creatividad de un niño se deben principalmente, mantener una mente abierta, flexible y tolerante sobre las ideas que tenga el niño, permitiéndole desarrollarse y crecer en su mundo interno."

Es cierto que el exceso de tiempo libre sin ninguna actividad constructiva genera ideas que pueden no ser las más apropiadas, por lo que es deber de los padres instruir al niño bajo ciertos lineamientos, pero al mismo tiempo darle la libertad para que pueda explorar el mundo que lo rodea. Se trata de utilizar sus talentos y activar su creatividad mediante actividades contructivas, como el dibujo, la pintura, la danza, la música, entre otros.