Cómo enseñarle a comer a un bebe

Consejos para enseñar a comer a un bebé

Esta nueva etapa nos debe permitir seguir disfrutando del crecimiento sano de nuestro bebé, tiene que ser un momento de alegría y a la vez de esfuerzo. Es un cambio muy grande para padres e hijos. Pasamos de la comodidad del pecho o la mamadera, al plato, cubierto y vaso.

Pero nuestro hijo está creciendo y espera de nosotros toda nuestra ayuda.

Ofrécele una dieta variada, para que tenga la oportunidad de probar todo tipo de sabores. No pretendas que coma todo la primera vez.

No permitas que coma entre comidas, este disminuirá su apetito a la hora de comer la comida principal.

No condimentes demasiado los alimentos y evita la grasa. Tampoco le des de comer en brazos, lo ideal es que utilice la silla de comer y así irá formando el hábito de compartir la mesa con su familia.

Ten mucha paciencia, no siempre tu bebe aceptará el alimento la primera vez que se lo ofrezcas.

Cada vez que vaya a comer, no olvides colocarle el babero, así evitarás que ensucie la ropa. Ten cuidado si le llamas la atención por haberse ensuciado, a veces deciden dejar de comer ya que no les resulta placentero.

Igualmente, es conveniente que de a poco se le vaya enseñando el correcto uso de los cubiertos.

Esta independencia en el momento de la comida es muy positiva para la autoestima del bebé. Los cubiertos tienen que estar diseñados para ellos, el uso de un tenedor o cuchara de adulto puede ocasionarle lastimaduras.

También debe tener a su alcance su propio vaso, para que pueda beber cada vez que siente la necesidad de hacerlo.

Aunque parezca imposible, si desde pequeño le enseñas el uso correcto de los cubiertos, el vaso e inclusive la servilleta, lograras desarrollar en tu bebe hábitos muy beneficiosos para su desarrollo.

Nunca olvides controlar la temperatura de la comida antes de ofrecérsela, si está muy frío o muy caliente, seguramente la rechazará y no querrá volver a probarla, al menos ese día.

Es común que en los primeros momentos nuestro bebe rechace la comida y juegue con ella, la paciencia deberá ser entonces la protagonista. En ese caso, no debemos reprenderlo, solo explicarle que ese no es el fin de la comida. Seguramente no resultará ni la primera ni la segunda vez, todo se logrará con perseverancia.

Todos sabemos que los niños aprenden por imitación, y lo mismo ocurre con las comidas. Si ven a sus padres consumir frutas, verduras, pescado y todo tipo de alimentos, lo mismo harán ellos.

Si el tiempo entre comida y comida se le hace muy largo al niño, se le puede ofrecer algo de comer, pero que sea nutritivo y no en cantidad excesiva, por ejemplo algunas pasas de uvas, un cuarto de manzana, un pedacito de barra de cereal, y evitar los dulces.

Como dijimos anteriormente, cuando comienza a comer es bueno que viva ese momento en familia, todos juntos. Además, así se sentirán motivados a consumir los mismos alimentos que el resto de la familia.

Como en lo adultos, la comida en los niños suele entrar primero por los ojos, por eso, un plato divertido, con diferentes colores, puede surtir mayor efecto al momento de comer.

Cuando ya son más grandes, el compartir la elaboración de la comida con la mamá también motiva consumir ese plato con mucho mas agrado.

Disfruta esta nueva etapa de tu hijo, acompáñalo en su crecimiento y en su desarrollo enseñándole las pautas para comer bien.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo enseñarle a comer a un bebe, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?
12 valoraciones.
El 75% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social