Cómo Enseñar a los Niños a Pintar

Consejos para Enseñar a Pintar a tus Hijos

¡Tu pequeño ya está grande!. Eso significa que ya puede comenzar a realizar todo tipo de actividades por su propia cuenta. Aproximadamente desde el año y medio, ya es posible enseñar a los niños a pintar, sin embargo, para un momento tan importante es imprescindible contar con todas las herramientas necesarias.

Como la mayoría de cosas nuevas que está a punto de experimentar, es posible que al principio se muestren indiferentes ante los materiales que tienen al frente. Es aquí cuando los padres cumplen una función elemental para incentivarlos a dar el paso decisivo.

Con un poco de paciencia y siguiendo estos consejos, podrás enseñarle a tus hijos a pintar y ser testigo de un momento único. ¡Manos a la obra!

Tips para que los niños aprendan a pintar. Cómo enseñar a colorear. Métodos para enseñar a los niños a pintar por primera vez

© Depositphotos.com/alenkasm

Imagen 1. Para enseñar a pintar a tus hijos debes contar con todos los instrumentos adecuados, pero sobre todo, tener mucha paciencia

Materiales para enseñar a pintar

Decíamos anteriormente que es importante disponer de las herramientas indicadas para que nuestros niños se sientan cómodos a la hora de colorear, esto implica buscar una mesa adecuada donde puedan pintar a gusto. Para una mejor experiencia, es preferible pegar una cartulina gruesa en la mesa, de manera tal que permanecerá firme y no se moverá cuando quieran hacer sus trazos.

Entre los utensilios que se usan con mayor frecuencia, los crayones gruesos son los más recomendados, ya que están hechos de cera, un material resistente, blando y práctico para las manitos de tus niños. Eso sí, asegúrate de quitar el papel que viene enrollado en los crayones, pues representan un peligro latente. Coloca solo dos crayones de colores que contrasten bien con la cartulina.

¿Por qué sólo dos crayones?. Porque si le brindas varios, es probable que terminen distrayéndose con los palitos de colores.

Enseñando a pintar a tus hijos en compañía

Aunque la mesita, la cartulina, y los crayones llaman la atención de cualquier niño, nada se compara a la enorme influencia de los hermanitos o primitos mayores. Sería ideal que estén incluidos en todas las actividades que se realicen a partir de ahora, delegando responsabilidades y participando juntos en familia.

Los más pequeños verán lo que hacen sus hermanitos y tratarán de hacer exactamente lo mismo, con una pequeña salvedad: cada niño tiene una manera única y excepcional de ser creativo. De no tener un familiar o amiguito que pueda servir como modelo, siéntate frente a tu bebé y colorea en tu propia hoja para enseñarle a tu hijo cómo pintar.

Ten en cuenta que la capacidad de atención de un bebé de 12 meses no es la misma que la de uno de 18 meses. En otras palabras, para enseñar a los niños a pintar por primera vez deberás tomarte el tiempo que sea necesario hasta que descubran la gracia de los crayones. No te asustes si pasan los meses y no hay ningún progreso, recuerda que no todos avanzan al mismo ritmo. Si el bebé no quiere seguir con la actividad, espera algunos días o incluso semanas para volver a intentarlo.

Una vez que tus niños aprendan a pintar en la cartulina y se desenvuelvan con mayor destreza, asegúrate de guardar su primera obra de arte o toma una foto de recuerdo. Será un momento clave que querrás conservar por siempre.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Enseñar a los Niños a Pintar, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social