Cómo elevar la autoestima de un niño

La autoestima en los niños

Todos hemos oído hablar acerca de la autoestima en distintas etapas de nuestra vida, pero, ¿qué pasa con la autoestima de nuestros hijos?. ¿Debemos preocuparnos de estimularla?. ¿De qué forma?

La autoestima suele ser definida como la diferencia entre lo que valoramos de nosotros y lo que en realidad somos. No obstante, para un niño conviene hablar acerca de los sentimientos que expresa en el área social, familiar, académica e imagen corporal; estos cuatro factores sumarían la valoración global o autoestima que un niño tiene de sí mismo durante la infancia.

Al ser la niñez una etapa vulnerable y frágil, la autoestima en ese momento de la vida puede influir enormemente sobre el desarrollo futuro de la persona, tanto en el área social y familiar, como laboral.

Cómo estimular la autoestima en niños

La valoración propia de tus hijos pequeños debes elevarla de forma gradual y siendo paciente.

Si tu hijo sufre de baja autoestima, prueba a darle más participación y capacidad de decisión en casa, hazle sentir que es perfectamente capaz de desarrollar su autonomía en determinadas tareas sin depender de nadie. Puedes probar a darle pequeñas responsabilidades, por ejemplo, que sea el encargado de poner la mesa todos los días y de asegurarse que la puerta de casa está cerrada antes de ir a dormir.

Una vez que realice estas pequeñas acciones de forma correcta, junto a otras normales para su edad (deberes, recoger los juguetes, etc.), hazle notar su esfuerzo con frases como "¡Ya eres muy mayor!", o "Buen chico, lo has hecho muy bien". No se trata de hacerle sentir el mejor en todo lo que hace, sino de resaltar su capacidad de cumplimiento. Evita en la medida de lo posible premios físicos al estilo "una videoconsola por aprobar el curso", o llamarle por nombres como "Campeón" o "Eres el mejor".

Las críticas constructivas son otro método para estimular la autoestima de un niño, si bien es fácil perder los papeles con nuestros hijos, debemos tratar de hacerle notar por qué no nos gusta alguna mala conducta suya y qué debe hacer exactamente para evitarlo. Por ejemplo, si no recoge los juguetes, no le grites o lo insultes, prueba con un "¿Eres mayor, verdad?. Entonces recoge tus juguetes"; una vez más en la línea de hacerle sentir que tiene una responsabilidad y suficiente edad para tomar decisiones simples.

Beneficios de un niño con alta autoestima

Los niños que pasan su infancia con la autoestima alta tienden a sentir más confianza en lo que hacen, hecho que los puede hacer despuntar en el colegio y el deporte, se sienten más motivados por aprender, entienden y aceptan mejor los golpes morales duros como una separación o el fallecimiento de un familiar. Por el contrario, una baja autoestima infantil suele acabar con problemas psicológicos a edades tempranas que pueden desembocar en fobias sociales, inseguridades, fracaso escolar y laboral, e incluso depresiones en la adolescencia y edad adulta.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elevar la autoestima de un niño, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social