Cómo Aprender a Escuchar

Escucha más de lo que hablas

Aprender a escuchar es algo más positivo de lo que crees. ¡Mucho más que hablar! Por algo tenemos una sola boca y dos oídos.

No importa a qué te dediques o con quien te reúnas, es vital que desarrolles la posibilidad de escuchar de manera consciente. ¿Qué quiere decir ello? ¡Prestar mucha atención a lo que el otro está diciendo!. Aquellos que sólo pasan el tiempo hablando de sus cosas (y sus problemas) son los menos tenidos en cuenta o valorados. Muchos emprendedores no saben el poder que tiene aprender a escuchar y eso les ha jugado en contra.

Tómate el tiempo que necesites para escuchar al otro, entender lo que le ocurre, conocer sobre sus gustos o sus requerimientos.... La retroalimentación es muy importante. Además de escuchar, el segundo paso sería evitar juzgar, y en tercer término no caer en la tentación de siempre  de “tener un bocadillo preparado”.

Consejos para aprender a escuchar al otro. Técnicas para aprender a escuchar a los demás. Ventajas de aprender a escuchar

© Depositphotos.com/BrianAJackson

Imagen 1. Para escuchar a los demás puedes acompañar con preguntas de soporte y un buen lenguaje corporal.

La importancia de saber escuchar

Los vendedores que en lugar de hablar y hablar dedican unos minutos a escuchar al potencial cliente es más fácil que puedan lograr sus objetivos. ¿Por qué? Básicamente porque son diferentes al resto, porque se interesan en lo que el consumidor necesita en ese momento y no ejerce una estrategia “agresiva” de venta. ¡Aunque aprender a escuchar puede ser la mejor técnica para que los otros compren!

Esto se puede aplicar en cualquier negocio o sector. Si tienes un negocio, debes escuchar a tus empleados o a los proveedores, además de los clientes. ¡Y hasta ayuda mucho en casa! La mayoría de las peleas de pareja se deben a que no sabemos oír al otro y comprender lo que le pasa. Los niños que se portan mal en la escuela en casi todos los casos es porque los padres no le prestan atención.

Por lo tanto, saber escuchar es más beneficioso de lo que piensas. Por supuesto que es algo complicado ya que tenemos instalado el “chip” de hablar primero y oír después (si es que oímos).

Tips para aprender a escuchar

Ahora que ya conoces las ventajas que tiene dejar de hablar tanto y prestar “las orejas” de vez en cuando, quizás te gustaría saber de qué manera ponerlo en práctica. Presta atención a estos tips para aprender a escuchar:

Acompaña con tu lenguaje corporal

Tu cuerpo puede decir que estás interesado o no en lo que la otra persona te está diciendo. Cuando escuchas de forma activa es probable que te inclines hacia adelante y que abras más los ojos (porque los oídos no se pueden abrir). También tratarás de entablar contacto visual con el que está hablando, y seguramente asientas de vez en cuando. Puede que sea un simple movimiento de cabeza o una ligera sonrisa. Estas también son señales de que estás prestando atención.

De lo contrario, si estás incómodo, desinteresado o pensando en otra cosa, puedes cruzar los brazos sobre el pecho, poner las manos en los bolsillos, mirar para abajo o para los costados, etc. También hay señales del lenguaje corporal que indican los nervios (por ejemplo, mover un bolígrafo enérgicamente o sonarse los dedos). La mayoría de estas acciones son inconscientes, por lo tanto sería bueno que trabajes en hacerlas lo más conscientes posible.

Involúcrate

Si te encuentras en una oficina o sala repleta de gente, enfócate únicamente en la persona que está hablando. Todo lo demás queda en un segundo plano.

Cuando estés hablando por teléfono, trata de no hacer ninguna otra cosa más. Puedes girar tu cara de la pantalla del ordenador o de lo que estabas haciendo en ese momento. ¡La otra persona se dará cuenta igual que no le prestas atención aunque no te vea! Porque el tiempo de respuesta es mayor o porque sólo dirás un “si” de vez en cuando y en cualquier momento, sin razón. Además, la tecnología es una de las máximas distracciones que tenemos en la actualidad.

No interrumpas si quieres aprender a escuchar

Es una tentación que nos cuesta bastante resistir, pero una de las claves para aprender a escuchar a los demás. Cuando el otro termina una oración o idea no quiere decir que tienes que hablar tú si o si. Por más de que sólo quieres decirle que comprendes el mensaje, puede quedar bastante grosero de tu parte. Quizás la persona estaba tomándose un tiempo para pensar o cerrar una frase.

Oír y no interrumpir genera confianza. Por más de que tengas buena intensión al aportar algo, trata de no hacerlo. Piensa varias veces antes de interrumpir, y define si realmente vale la pena y no quedará mal.

Pregunta y escucha

Cuando le dices a alguien “cuéntame” le estás dando vía libre para que hable y hable. Siempre y cuando le hagas preguntas relacionadas al tema que está contando, tienes permitido interrumpir, pero no te quedes sólo con preguntar por compromiso o por obligación. Escucha la respuesta de manera activa. No temas volver a consultar si aún no entiendes. Si te muestras interesado en lo que el otro te está contando, luego esa persona te devolverá el favor y podrás hablar de lo que quieres.

Las preguntas nos dan la oportunidad de expandir la información y mantener una conversación fluida. Tampoco es cuestión de que sea un monólogo del otro; si no entiendes algo, pide que lo clarifique o algún ejemplo.

Con estos consejos sin dudas podrás aprender a escuchar. Tener esa capacidad te convertirá en alguien muy valorado entre los que te rodean.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Aprender a Escuchar, te sugerimos que visites nuestra sección Relaciones interpersonales.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social