Cómo Colorear Vidrios con Acrílico

Técnica para Colorear Vidrios

Colorear vidrios con acrílico es la técnica que tu hogar estaba necesitando. Podrás convertir tus ventanas, dar detalles espléndidos a las claraboyas, o simplemente crear un punto estético para ambientar cualquier espacio. Puedes hacerla en vidrios grandes o pequeños, y es tan fácil que hasta los niños te ayudarán. ¡Conócela, y aplícala este fin de semana!

La belleza de los vidrios coloreados

Los vitraux son simplemente sensacionales, pero para su elaboración necesitas vidrios de colores, cintas de estaño, soldadores, pastas de plomo y el proceso se hace muy costoso. Una solución más simple es hacer falso vitraux, dibujando sobre un vidrio común con pasta dimensional de plomo y rellenando los espacios con lacas vitrales. Sin embargo, muchos prefieren evitar esta técnica porque las lacas son tóxicas, demoran mucho en secar, y además tienen un costo bastante elevado.

Pasos para colorear un vidrio con acrílicos. Técnica para colorear cristales con acrílicos. Método fácil para dar color a ventanas

© Depositphotos.com/sergioyio

Imagen 1. Con esta misma técnica podrás decorar platos, fuentes, floreros, adornos o cualquier objeto de vidrio que tengas.

Por eso este método para colorear vidrios con acrílico te encantará. Se puede aplicar sobre espejos o cristales comunes, es fácil, tiene un tiempo de secado muchísimo más corto, y además de ser muy económica en lo que respecta a sus materiales, tal vez lo mejor de todo es que la limpieza posterior se realiza tan solo con agua.

Materiales para colorear vidrios con acrílicos

Para realizar esta técnica fácil necesitas:

  • Acrílicos decorativos comunes (o reemplaza por colorantes)
  • Cola escolar blanca
  • Cola escolar incolora
  • Opcional: barniz látex, acrílico incoloro en aerosol o papel autoadhesivo incoloro (más detalles abajo)
  • Opcional: pasta dimensional de plomo, o cola complementada con pintura y fécula de maíz
  • El vidrio a decorar, posado sobre la mesa de trabajo
  • Agua con alcohol o vinagre, para limpiar el vidrio
  • Paños limpios y secos
  • Pinceles para pintar
  • Cuencos para mezclar los elementos

Ya que utilizaremos ingredientes que se limpian sólo con agua, no es indispensable usar guantes o barbijos. Pero no dudes en ponértelos si tu piel es sensible.

Cómo preparar el vidrio para colorear

Comienza por poner el vidrio a decorar sobre la mesa de trabajo. Quítalo del marco o de su soporte y llévalo a la mesa, para que el secado sea parejo (la gravedad puede ser problemática para trabajar con fluidos). Limpia el vidrio con agua y vinagre o alcohol, quitándole la suciedad y grasitud propia del ambiente. No uses limpiadores comerciales ya que dejan ácidos y residuos que pueden afectar el acabado del diseño.

Para que el acrílico se adhiera al cristal necesita tener una superficie rugosa. Si es plano, rocíalo con una capa de barniz látex en aerosol o con acrílico incoloro en aerosol, y deja secar bien. Si no consigues ninguno de los dos, simplemente aplica una capa delgada de cola escolar incolora y deja secar a la sombra. Como último recurso podrías adherir una lámina autoadhesiva incolora (esta solución es ideal si rentas la vivienda).

Si quieres, copia un patrón en el vidrio. Imprímelo o dibújalo en un papel, y ponlo sobre la mesa, por debajo del cristal. Cópialo con un rotulador indeleble, o marca las formas con pasta dimensional de plomo. Una solución mucho más económica es mezclar cola blanca con acrílico negro (o de otro color) y agrega una cucharadita de fécula de maíz. Cuando esté todo bien integrado, ponlo en una botella con pico vertedor (la de la cola escolar funciona muy bien) y ve copiando el diseño, de modo que quede definido con cierto volumen. Deja secar a la perfección antes de continuar, y si hubiera errores, simplemente "borra" con un cúter una vez seco.

Cómo dar color al vidrio

Ahora llega la parte más divertida: la pintura. Para ello, mezcla en un cuenco cantidad suficiente de cola incolora con unas gotas de pintura acrílica de cualquier tono. Sólo usa unas gotas, para conservar un color más bien translúcido; también puedes usar colorante alimenticios o colorantes caseros. Mezcla muy bien para integrar los elementos, y luego aplica los tonos con un pincel, arrastrando o dejando caer de a gotas, según el estilo que quieras lograr. Hazlo lentamente, pero no demasiado para que la cola incolora se seque. Verás que el pegamento se expande hasta los límites demarcados por la cola blanca teñida de negro y, si prefieres hacer algo más abstracto, ve agregando distintos colores sin dejarlos secar, para que se fusionen entre sí en los bordes.

Deja que el diseño seque durante toda la noche, para que quede bien plano y fijo. Al día siguiente, comprueba que esté perfectamente seco tomándolo con tu dedo, y deja más tiempo de ser necesario (la humedad del ambiente tiene mucha influencia aquí). Una vez seco, vuelve a colocar el cristal en su sitio, y disfruta del resultado de esta simple y genial técnica para colorear vidrios con acrílico, ¡por monedas y muy fácil!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Colorear Vidrios con Acrílico, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social