Causas de las enfermedades periodontales

Causas de las enfermedades periodontales

Las enfermedades periodontales son la principal causa de pérdida de piezas dentales en los adultos.

Causas de las enfermedades periodontales

Cómo empiezan las enfermedades periodontales

Las enfermedades periodontales afectan a 7 de cada 10 personas en algún momento de su vida. Pero si se detecta en sus primeras etapas, es muy fácil de tratar.

El tratamiento y luego la prevención de las enfermedades periodentales para que no vuelvan a aparecer es muy beneficioso para la salud integral de la persona. Esto es así, porque estas enfermedades comienzan con una simple infección en las encías y pueden terminar (si no hay tratamiento) en la perdida irreparable de los dientes.

Causas de las enfermedades periodontales
Causas de las enfermedades periodontales

"Si no se realiza un cepillado e higiene bucal diaria y a conciencia, es un factor para las enfermedades periodontales, ya que una capa de bacterias y otras partículas, se endurece y forma el conocido sarro o tártaro."

Causas y factores de las enfermedades periodontales

Hay causas y factores que hacen que las enfermedades periodontales encuentren cultivo para su crecimiento en nuestra boca.

  • Las bacterias que se encuentran en la boca, junto con otras partículas, forman constantemente una capa que se adhiere a los dientes, por eso, si no se realiza un cepillado e higiene bucal diaria y a conciencia, esta capa se va acumulando, se endurece y forma el conocido sarro o tártaro.
  • En este sarro o tártaro se alojan las bacterias, el problema radica, en que el sarro no puede ser removido por los cepillos de dientes o hilo dental, por lo que hay que acudir al profesional para que realice una limpieza más profunda.

Otros factores

Hay factores que contribuyen a una formación más rápida del sarro o tártaro y por ende a las enfermedades periodontales son:

  • Tabaco.
  • Alimentación con bajos niveles nutritivos.
  • Cambios hormonales, sobre todo en las mujeres.
  • Diabetes.
  • Estrés.
  • Medicamentos que se consumen de manera diaria y constante (anticonceptivos orales y antidepresivos entre otros).
  • Sida.
  • Factores genéticos.