Cómo ayudar a un adicto

Consejos para ayudar a un adicto

En nuestros tiempos, las adicciones pueden tomar muchos rostros. Normalmente asociamos a los adictos con los drogodependientes o los alcohólicos, pero hoy las adicciones incluyen muchas otras situaciones.

Si en tu círculo íntimo hay una persona adicta que quieres ayudar, debes actuar con cautela. Sea la sustancia que sea, ten en cuenta que la adicción es una enfermedad que compromete a la mente y al cuerpo.

Antes de ponerte en acción, consulta con los especialistas de tu zona. Cada adicción presenta una dependencia diferente y una condición particular. En las ciudades principales hay numerosos centros de ayuda y rehabilitación, donde podrás asesorarte sobre cómo actuar y qué hacer en casos de adicciones. Confía en estos profesionales experimentados quienes, sumando tus conocimientos de la víctima, sabrán diseñar el mejor plan de acción.

Paciencia al brindar tu ayuda

No te confíes ni te quedes esperando milagros: el adicto es una persona que sufre de una enfermedad. En su mente debe haber un cambio radical, un despertar a la realidad que le establezca sin alternativas esta condición de enfermo, de adicto. Una vez que se reconozca de este modo, podrá aceptar la ayuda.

Aunque puedes propiciar las condiciones a través de intervenciones, diálogos y compañía, debes ser paciente y esperar a que la mente de la persona haga ese "clic" necesario. Recuerda que no puedes atarlo de pies y manos y llevarlo a un centro de rehabilitación, sino que tu accionar debe ser hablar con él o ella y acercarle estas posibilidades, pues la verdadera cura y recuperación debe nacer de su propio ímpetu.

Qué hacer si el adicto se niega a recibir ayuda

La ayuda debe llegar cuando el adicto la solicite o esté receptivo a ella, no antes. Mientras tanto, debes ayudarte a ti mismo y al resto de la familia: cuídate, evita a la persona cuando esté intoxicada (sin aislarlo, pues esto sería peor) y procura hablarle cuando esté sobrio o en mejores condiciones. No busques hacerle reaccionar con violencias o amenazas, esto sólo lo alejaría.

Si hay personas más desprotegidas en el hogar, busca protección para ellas. Enseña a los más pequeños qué es lo que está sucediendo y cómo solicitar ayuda en caso de emergencias, y recuerda que aislar y alejar al adicto sería sólo peor para su situación. En casos extremos, recuerda solicitar ayuda a los centros asistenciales, incluso pedir la internación obligatoria si hay peligro. Puede que no sea la mejor solución, pero ciertamente será una protección para los que rodean al enfermo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ayudar a un adicto, te sugerimos que visites nuestra sección Salud Mental.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social