Uso de la música para estimular al bebé

La música es un lenguaje que hasta los bebés entienden, y también una herramienta fantástica para estimularlos.

Cómo usar música para estimular al bebé

Uso de la música para estimular al bebé
Hay numerosos estudios que prueban que la música es una herramienta fantástica para el desarrollo de los niños

Uso de la música para estimular al bebé

Ya desde el útero nuestros hijos perciben la vibración de los sonidos. Reconocen nuestra voz, el tun-tun de los latidos de nuestro corazón. Imagina lo poderosa que puede ser la música para acompañar y estimular su desarrollo, y la herramienta tan hermosa que es. Incluso hay numerosos estudios que lo prueban, en lo que han dado en llamar “efecto Mozart” y “musicoterapia infantil”. Si quieres favorecer el mejor desarrollo de tu bebé con este maravilloso recurso, sigue leyendo y enciende la radio en la sintonía que prefieras.

La música en los bebés

La música, cada quien con su ritmo de elección, tiene un enorme efecto tranquilizador para los bebés. Les ayuda a conciliar el sueño y también les aporta una cálida sensación de seguridad y protección, asociándola a momentos felices en familia. Tan sólo con escuchar su música los bebés demuestran menos llantos, sonrisas, sueños reparadores y relajación en el entretenimiento. Al mismo tiempo, las canciones con lírica (letra) ayudan en la formación del lenguaje y en la comprensión, estimulan la memoria y fomentan el movimiento corporal mediante el baile, a veces hasta sincronizado con el ritmo y la percusión.

Está demostrado que la música reduce el nivel de estrés, ayuda a regular el ritmo cardíaco y el ritmo respiratorio, estimula el proceso creativo, ayuda a formar la concentración para el aprendizaje, mejora el equilibrio y la coordinación (mediante bailes y aplausos) y hasta colabora a mejorar los hábitos alimenticios en bebés prematuros expuestos a melodías desde el nacimiento.

Cómo estimular a tu bebé con la música

A partir del cuarto mes de embarazo se recomienda comenzar a exponer a los bebés a la música, en los momentos de relajación de la madre. Bastará con música de ambiente, algo calma, que haga sentir a mamá más feliz y en relajación, pues el bebé así lo percibirá. También puedes colocar auriculares directo a tu vientre o cinturones musicales diseñados a tal efecto. Se recomienda probar con melodías clásicas de los grandes autores, como Beethoven, Mozart, Bach o Tchaikovsky.

A partir del nacimiento, puedes dar inicio a las canciones de cuna y las nanas eternas para la hora de dormir, para calmar al bebé que llora, o también mientras toma la teta. Puede ser un canto, un tarareo, o también un instrumento musical que de sonido a estos momentos, como guitarras, teclados, harpas, flautas u otro. Las canciones pueden ser populares o una nana inventada por ti, a la que puedes ir sumando letra conforme crece tu bebé.

"La música tiene un enorme efecto tranquilizador para los bebés. Les ayuda a conciliar el sueño y les aporta seguridad."

'

"A partir del cuarto mes de embarazo se recomienda comenzar a exponer a los bebés a la música."

Hacia los 7 u 8 meses de edad, cuando va desarrollando su lenguaje, podrás ir inventando canciones sobre lo que está sucediendo, cantar los clásicos infantiles, o simplemente cantarle tus canciones favoritas modulando bien para que interiorice las palabras. Las canciones con estribillos pegadizos son muy populares en esta edad.

Recuerda cambiar la música para el día, las horas de juego y el entretenimiento con algo más activo, canciones algo más calmas para el llanto y la hora de comer, y clásicos tranquilos para la hora de ir a dormir. Cuando ya pueda mantenerse de pie, con o sin ayuda, introduce el baile, con palmadas, pasos simples y todo lo que colabore en un desarrollo físico y motriz.