Tratamiento natural para la endometriosis

Tratamiento natural para la endometriosis

Tratamiento natural para la endometriosis

© Depositphotos.com/Vonschonertagen

La endometriosis es un crecimiento anómalo del endometrio, que en principio no implica gravedad, pero si atención y revisión periódica. Con algunos elementos naturales podremos darle tratamiento.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es un crecimiento anómalo de tejido endometrial, ya sea en el útero como también en los ovarios e, inclusive, en los intestinos. No obstante, también es posible que la endometriosis pueda aparecer en otras partes del cuerpo, como en pulmones y otros órganos.

Sin ser un problema de salud excesivamente serio, la endometriosis afecta la vida normal de la mujer que se encuentra en estado fértil, pasando a desaparecer posteriormente a la menopausia.

Este crecimiento del endometrio da lugar a la aparición de lo que se conoce como tumores o implantes, que en la mayoría de ocasiones son benignos, por lo que no hay que preocuparse. Esta anomalía se ve influenciada por el efecto de la menstruación, lo que hace que las molestias se detecten más en estas fechas del mes, e incluso, se pueden producir derrames internos que, al no liberarse, pueden llegar a producir algún tipo de infección y dar lugar a problemas de salud algo más serios.

"Sin ser un problema de salud excesivamente serio, la endometriosis afecta la vida normal de la mujer que se encuentra en estado fértil."

Te puede interesar: Remedios Naturales para el Tratamiento de la Conjuntivitis

Por ello, siempre recomendamos que en caso de detectar algún crecimiento anómalo de este tejido, la persona afectada acuda a su médico para detectar posibles riesgos y llevar un control que, como ya hemos comentado, generalmente no es grave.

Remedios naturales para la endometriosis

Para tratar la endometriosis vamos a ofrecer algunas soluciones que pueden ayudar a su mejoría:

  • Los productos químicos afectan al crecimiento de este tejido, por lo que es recomendable eliminar en la medida de lo posible la ingesta de los mismos.
  • Hay productos químicos vegetales conocidos como flavonas, que inhiben la aromatasa. Es una enzima que convierte los andrógenos en estrógenos. Algunos ejemplos son el apio y el perejil. Por otra parte, la coliflor, el repollo, la col rizada, el brócoli y las coles de bruselas pueden ayudarnos. Las semillas de lino también pueden ser una buena opción.
  • Utilizar crema de progesterona colabora en la tarea de evitar el anormal crecimiento de tejido endometrial, calmando el dolor, aunque no curando. Eso sí, para utilizar esta crema, tenemos que ponernos en manos de un profesional, ya que hay que cuidar mucho los lugares de aplicación y las dosis diarias.
  • Los ácidos grasos Omega-3 son un interesante modo para mejorar el estado de la endometriosis. Podemos encontrarlos en pescados como la caballa, las anchoas, las sardinas y el salmón. También se puede conseguir en cápsulas.
  • El estrés es otro enemigo de la endometriosis, por lo que hay que procurar evitarlo en la medida de lo posible, acudiendo a un especialista que nos dará consejos y productos recomendados para ello, como las vitaminas B y C, el zinc, magnesio, etc.
  • El contraste con agua fría y caliente es otro proceso que puede ayudarnos, aunque todavía no ha sido comprobado. Aplicamos agua caliente en la zona durante un minuto, y acto seguido, agua fría durante otro minuto. Este proceso lo repetimos tres veces cada día, salvo en períodos de menstruación.

"Este crecimiento del endometrio da lugar a la aparición de lo que se conoce como tumores o implantes, que en la mayoría de ocasiones son benignos."