Consejos al tomar suplementos vitamínicos

Al conocer ya cual es el suplemento adecuado para nuestras necesidades, hay que tener en cuenta ciertas pautas para lograr el mayor de los beneficios.

  • Lo ideal, es repartir la toma de los suplementos en varias veces a lo largo del día. Si es un suplemento vitamínico, se recomienda 2 comprimidos al día, uno con el desayuno y el otro con el almuerzo.
  • Es importante respetar la acción de sinergia entre los nutrientes para lograr una mayor efectividad, por ejemplo, cuando se suplemente con vitaminas B individuales, (B1, B3, etc.), se recomienda añadir el complejo de vitaminas B completo para evitar la posibilidad de algunos desequilibrios. Cuando se toman suplementos de hierro, lo ideal es suplementar también con vitamina C.
  • Es fundamental para un correcto metabolismo del calcio la presencia de magnesio, fósforo y vitamina A.
  • Los suplementos que contengan como factor principal cartílago de tiburón, glucosamina o aminoácidos, deberán inferirse 2 horas antes o 2 horas después de las comidas.
  • Las enzimas digestivas, deberán tomarse 5 a 10 minutos antes de las comidas.
  • Los suplementos como la espirulina, clorela, probióticos, fibras y cualquier otra hierba, se deben ingerir 30 minutos antes de las comidas.
  • Los complementos nutricionales con vitaminas liposolubles (A, D, E, y K), coenzimas Q10, ácidos grasos esenciales y lecitina de soga deben tomarse con alimentos grasos como el yogur o el queso fresco.
  • Los multinutrientes, vitaminas hidrosolubles y los minerales deben ingerirse con las comidas.

Resumiendo: Para Potenciar los suplementos y complementos...

Lo importante es saber que cada suplemento o complemento vitamínico tiene una forma adecuada de tomarse para lograr su mejor absorción y potenciar sus beneficios. Por eso, hay que leer con atención el prospecto adjunto o acudir a algún profesional de confianza.