Todos los detalles para disfrutar de un verdadero Baby Shower para la futura mamá

El Baby Shower es una celebración para compartir experiencias, resolver dudas y pasar un momento divertido con las amigas y familiares de la futura mamá.

Cómo organizar un Baby Shower

Todos los detalles para disfrutar de un verdadero Baby Shower para la futura mamá
Después de los 3 meses de embarazo se recomienda comenzar a organizar un Baby Shower

Baby Shower para la futura mamá

Cuando se anuncia un embarazo, es costumbre que las mujeres de la familia y las amigas de la futura madre organicen una fiesta para celebrar y compartir sus experiencias.

A esta fiesta se la conoce como Baby shower, Te de Canastilla, Fiesta de Pañales o Fiesta de Críos. Se celebra a partir del cuarto o quinto mes de embarazo con la intención de compartir con la futura madre las experiencias de la familia, resolver las dudas que pueda tener y divertirse con las anécdotas.

Es importante dejar pasar los primeros tres meses de gestación para comenzar a organizar la fiesta ya que los primeros meses del embarazo suelen ser riesgosos, incluso en algunos países se realiza el primer día en el que el bebé llega a su hogar.

Para organizar un Baby Shower, lo primero es buscar una casa donde hacerlo. Debe ser una casa por el carácter íntimo que tienen muchas de las experiencias y miedos que pueda tener la futura madre, a pesar de ser muy divertida esta celebración, tiene un costado muy emotivo. También suele realizarse sólo entre mujeres, pero también son bien recibidos los hombres que quieran participar.

Una vez encontrada la casa, buscaremos un horario conveniente para la mayoría de las invitadas. Por lo general, un Baby Shower se realiza al medio día o por la tarde. Dependiendo la hora, pensaremos en la comida. Aquí un detalle: no se sentarán a comer y beber, por lo que la comida debe servirse en bocados o porciones pequeñas que se puedan ingerir con la mano o con un solo cubierto.

El siguiente paso para organizar un Baby Shower es armar las invitaciones, que son muy similares a las de los cumpleaños, y ya podemos dedicarnos a la comida, la bebida y a la decoración de la sala donde será la celebración. En este tema hay mucho para elegir, pero siempre pensando en el gusto de la futura mamá.

Ahora llega lo más importante de la fiesta, los juegos . Como esta es una celebración para compartir experiencias y para que la mamá pueda comentar sus dudas, los juegos de un Baby Shower están orientados a los cuidados básicos que necesita un bebé. Si la mayoría de las invitadas tiene hijos, entonces los juegos pueden ser preguntas sobre qué hacer cuando el bebé llora, cuántos llantos diferentes reconoce en el bebé, cómo se cambia un pañal, etc. Deja volar la imaginación pensando en juegos que se relacionen con la crianza y la integración del bebé en la vida cotidiana.

Luego, se abren los regalos que los invitados llevaron para el bebé, y por último se corta un pastel, como el de los cumpleaños, pero con sólo una vela, que soplará la futura mamá pidiendo un deseo para la vida de su bebé.

'